Suma el Istmo 711 muertes por COVID-19; en última semana se han acumulado 225 nuevos casos

SALINA CRUZ, Oaxaca.- En lo que va del mes de junio, justo un año después de la primera e intensa ola por COVIDd-19 que vivió la región, el Istmo suma 35 fallecimientos por coronavirus, casi dos decesos diarios. Además, cuando faltan siete días para concluir el sexto mes del año, se han acumulado 225 nuevos casos positivos más; diez casos diariamente, en promedio.

La región istmeña permanece en el segundo lugar estatal por el número de casos y de defunciones. El primer lugar lo mantiene la región de Valles Centrales. En ambas, las autoridades sanitarias han pedido no bajar la guardia ante el COVID, pues las cifras reportadas dan cuenta de un “súbito” aumento, cuando la entidad se mantiene en semáforo epidémico verde.

En esta zona, el municipio de Salina Cruz ha acumulado mil 285 casos positivos y 207 decesos; al puerto lo acompañan en los primeros tres lugares regionales los municipios de Juchitán de Zaragoza con 819 casos positivos y 152 defunciones, y Santo Domingo Tehuantepec con 507 casos acumulados y 87 decesos.

Juntos, los tres municipios concentran el 60.42 por ciento del total de casos positivos registrados en la región, y el 62.72 por ciento de todas las muertes registradas aquí y de forma oficial por esta causa.

Hasta la tarde de este martes, en la región se mantenía un 16 por ciento de ocupación hospitalaria por COVID-19. Cabe recordar que, tras la baja de casos que se dio hacia finales del mes pasado, el Hospital Insabi-Covid-19 número 25 que operaba la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Juchitán, fue cerrado.

Los Servicios de Salud de Oaxaca han exhortado a la población a no relajar las medidas preventivas contra el virus. “Aunque estamos en semáforo verde, los contagios, defunciones y hospitalizaciones por COVID-19 continúan”.

En tal sentido, han precisado la necesidad de utilizar permanentemente el cubrebocas, desinfectar espacios de uso común, mantener la sana distancia, evitar lugares con poca ventilación, y lavar o desinfectar las manos constantemente.