La tortilla, el huevo y la leche son algunos de los productos que han presentado mayor alza en Oaxaca

Emilio Morales Emilio Morales

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) la tortilla, el huevo y la leche son algunos de los productos que han presentado mayor inflación durante el periodo de diciembre a mayo en Oaxaca de Juárez.

El producto que ha sufrido el mayor aumento en la capital durante este periodo ha sido el huevo, pues presentó un 10.5 por ciento, por encima del promedio nacional que fue de 4.2 por ciento.

En cuanto a la tortilla de maíz, el porcentaje de inflación fue de 5.6 por ciento, mientras que la leche pasteurizada y fresca fue de 4.06 durante el periodo antes mencionado.

Cabe señalar que durante mayo, el INCP subió 0.20 por ciento debido al aumento de precios de los productos antes mencionados, además del jitomate, pollo, carne de cerdo, de res y vivienda propia.

Esto provocó que la inflación anual fuera de 5.89 por ciento, con lo que por tercer mes superó el objetivo del Banco de México, que es del 3 por ciento con un intervalo de un punto porcentual arriba o abajo.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el 55.8 por ciento de los trabajadores oaxaqueños no puede adquirir la canasta alimentaria debido a que su ingreso laboral es menor.

Señala que durante el primer trimestre de 2021, se observó un aumento del Índice de Precios al Consumidor (INPC) respecto al registrado en el mismo periodo del año anterior, por lo que la inflación promedio anual se ubicó en 4.0 por ciento.

El Coneval informó que el valor de la canasta alimentaria en México para las zonas urbanas y rurales actualmente es de mil 710.4 pesos y de mil 229.4 pesos, respectivamente.

Especialistas del sector privado consultados por el Banco de México estiman que la inflación registrará una variación de 5.02 por ciento al cierre del 2021.

Cabe recordar que la canasta básica considera 84 productos que comprenden alimentos, servicios públicos y medicamentos de alto consumo, como gasolinas, metro o transporte eléctrico, azúcar, gas doméstico, frijol, atún y sardina en lata, arroz y tortillas, entre otros.