Presidenta electa denuncia que han amenazado con quemarla viva si pone un pie en su municipio, en Oaxaca

En San Dionisio del Mar

Sonia Luis Gallegos dijo que desde el pasado 7 de junio comenzó a recibir amenazas.

La candidata de la coalición PAN-PRD-PRI, Sonia Luis Gallegos, no puede ingresar a esa comunidad Ikoots pues han amenazado con quemarla viva si lo hace, esto pese a ganar la elección en el municipio de San Dionisio del Mar.

La edil refiere que existen amenazas de muerte y linchamiento presuntamente por parte del candidato del Partido Redes Sociales Progresistas (RSP), Alejandro O. G., quien perdió la contienda el 6 de junio pasado.

A su vez, de acuerdo al cómputo municipal que realizó el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), la candidata de la coalición PAN-PRI-PRD, obtuvo 1 mil 11 votos, el 34.2016 % de la votación, mientras que el candidato de RSP sumo 923 votos, el 31.2246 %, respectivamente.

Expuso Luis Gallegos: "Desde el día 7 de junio comencé a recibir amenazas contra mi persona de parte del grupo perdedor que no respetó el acuerdo firmado previamente de no aliarse con otro candidato, lo que hicieron tres días antes al unirse tres candidatos, no impugnar la contienda, lo que hicieron ante el órgano electoral e integrarse a la planilla ganadora”.

Denunció que “con la amenaza de lincharme, cerraron los accesos del pueblo para que yo no saliera a recibir mi constancia, pero logré atravesar el mar y la recibí. Ahora no me dejan entrar, por eso hago un llamado a la reconciliación y que respeten la voluntad del pueblo”.

La mujer responsabiliza al candidato perdedor, Alejandro O. G. de cualquier agresión contra su persona, contra su familia y de los integrantes de su planilla.

Es importante recordar que la Secretaría General de Gobierno y el Instituto Nacional Electoral (INE), lograron conciliar con grupos antagónicos de San Dionisio del Mar, para que después de 11 años se puedan realizar elecciones de autoridades municipales en esa localidad de la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

Por esto, la disputa y control del poder municipal, así como la supuesta oposición al proyecto eólico en la Barra Santa Teresa, detonaron el conflicto en San Dionisio del Mar.