Detectan que ballenas francas del Atlántico norte cada vez desarrollan menos

Humanos serían los responsables
APAP

Existen cerca de 356 ballenas francas del Atlántico norte.

La revista Current Biology publicó un estudio que revela que las ballenas francas del Atlántico norte, una especie en grave peligro de extinción, son más pequeñas que las ballenas de hace 20 años, esto de acuerdo a un monitoreo.

Por tanto, uno de los gigantes de las profundidades se está encogiendo ante nuestros ojos.

Datos captados desde drones y aeronaves para un estudio de Current Biology, refiere que la generación más joven de ballenas francas del Atlántico norte es casi un metro (tres pies) más pequeña en promedio que las ballenas de hace 20 años.

Investigadores aseguran que los humanos son los responsables. Ejemplares enredados en equipo de pesca, colisiones con embarcaciones y el hecho de que el cambio climático esté provocando que su alimento se desplace al norte, se combinan para estresar y reducir la longitud de estas enormes ballenas.

Abundan que la pérdida de tamaño es una amenaza para la supervivencia de la especie, ya que las ballenas no están procreando lo suficiente. No son lo suficientemente grandes para amamantar a sus crías o siquiera para quedar preñadas.

Abunda la investigación que estos mamíferos marinos solían alcanzar un tamaño promedio de 14 metros (46 pies), pero la nueva generación se enfila a un promedio de 13 metros (menos de 43 pies).

“Esto no se trata de ballenas francas ‘pequeñas’, sino de una manifestación física de un problema fisiológico; es el dolor en el pecho antes de sufrir el paro cardíaco", dijo Regina Asmutis-Silvia, directora ejecutiva del organismo de beneficencia Whale and Dolphin Conservation North America, que no formó parte del estudio.

Abunda: “Ignorar este hecho sólo conduce a una tragedia inevitable, mientras que reconocerlo y atenderlo literalmente podría salvar una vida o, en este caso, a toda una especie”.

Cabe mencionar que existen cerca de 356 ballenas francas del Atlántico norte, un marcado descenso de las 500 que sobrevivían en 2010, dijo la coautora del estudio Amy Knowlton, científica del Acuario de Nueva Inglaterra. Otros cálculos colocan su población en unos 400 ejemplares, aunque los investigadores coinciden en que su número decrece.

 

A su vez, en el pasado, científicos y activistas se han concentrado exclusivamente en los decesos de ballenas, pero ahora cayeron en la cuenta de que existe un problema que aflige a los ejemplares sobrevivientes y que aún puede provocar una disminución adicional de la población, señaló el coautor del estudio, Michael Moore, director de mamíferos marinos en la Institución Oceanográfica de Woods Hole. Los autores pudieron fotografiar a 129 ballenas francas y utilizar un programa de computadora para compararlas con ejemplares de edad similar hace 20 años aproximadamente.

Refirieron que más del 83% de la población actual de la especie se ha enredado al menos una vez en su vida, y algunas de ellas hasta ocho veces, además de sufrir colisiones con los barcos.