Incumplieron con protección a periodista asesinado en el Istmo de Tehuantepec, había recibido amenazas

Gildo Garza Herrera, presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos, afirmó que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca no cumplió con las medidas cautelares dictadas en favor del periodista Gustavo Sánchez Cabrera, quien fue asesinado en el municipio de Tehuantepec, en la región del Istmo de Oaxaca, el pasado 17 de junio de 2021.

“Él ya había pedido medidas al Mecanismo (para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en México). Él tenía medidas desde el año 2017, medidas endebles que realmente no sirvieron para nada; después de esto, su última evaluación en el mes de mayo, le dictaron medidas, las cuales no llegaron a tiempo”, expresó Garza Herrera.

“El último correo que recibió del Mecanismo fue el 16 de junio, donde le decían que ya habían enviado documentales al estado de Oaxaca para su atención y para que le brindara escoltas el Estado, que finalmente no le sirvieron, no le llegaron y un chaleco antibalas que le tendrían que proporcionar la empresa subsidiaria, el cual, pues tampoco llegó a tiempo”, destacó. 

El presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos señaló que las medidas de protección en favor de Gustavo Sánchez Cabrera debieron ser aplicadas desde 2020; “después de su primer atentado y su evaluación, él debió haber sido, por el protocolo que marca la protección a periodistas, debió haber sido extraído del estado de Oaxaca, o debieron implementarse medidas un poco más invasivas, como traer escoltas y acompañamientos por parte de las autoridades; sin embargo, no llegaron”. 

 

Presentarán denuncia de hechos 

Gildo Garza señaló que la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos señaló que presentarán una denuncia de hechos en contra del “Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en México” y también en contra de las demás autoridades.

“Las medidas no llegaron a tiempo y no fueron implementadas como debe implementarse el mecanismo, con 72 horas de acción. Cuando un periodista está en riesgo y ha sido atacado, el protocolo marca que deben ser implementadas medidas urgentes; sin embargo, pasaron meses para que el mecanismo atendiera la solicitud de Gustavo; ahora tenemos este desenlace trágico”, puntualizó. 

Destacó que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca presuntamente atendió la situación desde 2019. “El agente del Ministerio Público y las autoridades debieron haber informado al mecanismo la situación para que ellos brindaran la protección de parte de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de Oaxaca”, explicó. 

Afirmó que las autoridades no atendieron las solicitudes de la familia, en el rubro psicosocial, ni de acompañamiento de esta situación, ni tampoco en el aspecto de asesoría jurídica. 

México, país más peligroso para ejercer periodismo

Gildo Garza también afirmó que México es el país más peligroso para ejercer la libertad de expresión; esto, a pesar de que no existe ninguna guerra o conflicto armado en el territorio nacional. 

Incluso la nación mexicana está por encima del Medio Oriente, donde se registran guerras, tal es el caso de Siria e Iraq. 

“Pero aquí no tenemos una guerra reconocida y somos el primer lugar donde han matado más periodistas ejerciendo su labor en estos últimos años”, aseveró. 

Indicó que existe una terrible inseguridad; “no sabemos a quién vamos a pedirle ayuda; finalmente los recursos ahí están, tenemos una ley de protección a periodistas, pero en la práctica no tenemos nada, solamente tenemos funcionarios que están preocupados por cobrar su quincena; nos dejan en blanco sin ninguna protección”, declaró. 

 

En riesgo, la familia de Gustavo Sánchez

El presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos indicó que la familia de Gustavo Sánchez Cabrera ha recibido amenazas, por lo que dijo: “ahorita lo que tratamos es que la autoridad actúe y que nos extraña, porque bueno, finalmente ellos están ahorita bajo riesgo, no hay una situación que pueda defenderlos; si no defendieron a Gustavo, imagínate con la familia”, finalizó.