Iván Carbajal se recupera de una fractura múltiple de clavícula,para volver a la bicicleta

El ex seleccionado nacional Iván de Jesús Carbajal Balbunena está prácticamente hecho de hule…. después de sufrir un accidente que le provocó una fractura múltiple de clavícula ya se encuentra en franca recuperación, por lo que ya piensa en volver a subirse a la bicicleta.

Como muchos compañeros de deporte, el ciclista se forma de un material especial por ser una disciplina que los enseña a sufrir y a levantarse después de cada caída para volver a darle a los pedales.

A lo largo de sus ya 21 años de carrera deportiva, el oaxaqueño Iván “Nachitas” Carbajal ha sufrido varios accidentes tanto entrenando como en competencias, que en tres ocasiones lo han llevado a recibir una atención especial en hospital.

Apenas el pasado 23 de mayo, en el primer Circuito Ciclista de la Industria del Calzado Tenis que se efectuó en San Francisco del Rincón, Guanajuato, tuvo una caída en la que se vieron involucrados cuatro ciclistas.

El pedalista oaxaqueño sufrió una fractura múltiple de la clavícula izquierda, la cual se rompió en seis partes, por lo que fue intervenido quirúrgicamente para colocarle una placa y ocho tornillos de material de osteosíntesis.

Después de su accidente, Iván de Jesús Carbajal Balbuena no ha podido retornar a su natal Oaxaca, por lo que se recupera en la casa de unos amigos de Guanajuato, en espera de una nueva evaluación médica, programada para los primeros días de julio.

“Debido a ese tiempo de accidentes, mi familia ya no quiere que siga dentro del ciclismo, pero es lo que me gusta y lo que disfruto”, señaló Nachitas Carbajal.

 

El ciclista oaxaqueño ha representado a México en un sinnúmero de competencias internacionales de ruta y pista, como Campeonatos y Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos, Copas del Mundo.

Mencionó que por ser un año olímpico es complicado pensar en tener una participación en una competencia internacional, pero “tengo el deseo de volver a vestir el uniforme de la Selección Mexicana”.

TRES CAÍDAS Y AL HOSPITAL

En poco más de dos décadas de carrera deportiva, Iván Carbajal ha sufrido tres caídas en bicicleta que lo han llevado al hospital. La primera fue una semana después de recibir el Premio Estatal del Deporte 2017,  mientras entrenaba sobre la carretera internacional 190 en Oaxaca, al pasar un tope se encontró con un bache frente al edificio del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Un año después, durante el Campeonato Nacional de Ruta 2018 celebrado en Toluca, Estado de México, el oaxaqueño se vio involucrado en una espectacular caída, por lo que para su atención por segunda ocasión tuvo que ser hospitalizado.

La tercera y última, que por el momento lo mantienen alejado de la actividad deportiva, la sufrió el 23 de mayo del presente año durante una carrera de ciclismo de ruta en San Francisco del Rincón, Guanajuato.

PRIMERA GENERACIÓN DEL CNAR

Iván de Jesús Carbajal Balbuena fue parte de la primera generación del Centro Nacional de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), que fue inaugurado el 27 de noviembre del 2006. Dentro de esa primera generación de 416 deportistas de diferentes entidades del país, entre ellos, el ciclista oaxaqueño que decidió dejar su tierra para alcanzar sus sueños en el deporte.

Pero su gusto y amor por el deporte del pedal y fibra se inició cuando tenía ocho años de edad, al ser invitado a participar en una carrera de ciclismo infantil alrededor del Paseo Juárez El Llano, en la ciudad de Oaxaca de Juárez.

“Me acuerdo que iba vestido con pantalón y camisa de mezclilla. Ahí gané mi primera medalla, que fue lo que me motivó a iniciarme en el ciclismo”, comentó.

Poco después de integrarme al equipo infantil Comic’s Card, a los 14 años de edad tuvo la oportunidad de emigrar al Distrito Federal para integrarse a las filas del representativo del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Cuando llegué al DF me vine a vivir con unos señores, era un pequeño espacio pero suficiente para mí. Después ellos me recomendaron con otras personas, cuando llegué con ellos me comencé a llevar con su hijo, a quien también le gustaba el ciclismo, desde ese momento ellos se convirtieron en mi segunda familia”, recordó Iván Carbajal.

Los resultados que consiguió en la Olimpiada Nacional 2005 le abrieron la puerta para ingresar como parte de la primera generación del CNAR.

“El CNAR me ayudó no sólo a ser una mejor persona, sino también a mejorar mi rendimiento deportivo”. Sin embargo, afirmó que su fortaleza se la debe al apoyo que siempre le han brindado su mamá y hermano, Araceli Balbuena Cueto y Mario Cruz Balbuena, respectivamente.