El Instituto Nacional de Migración ha deportado a 42 mil personas

Sergio García Sergio García

Tapachula.- Del seis de enero al seis de junio, 42 mil 067 personas migrantes originarias de países de norte  de Centroamérica han sido expulsadas de México por el Instituto Nacional de Migración (INM).

De acuerdo a la Red Jesuita con Migrantes-México en el marco del Día del Refugiado que se celebró este 20 de junio, aseguró que los migrantes bajo ningún motivo deberían ser devueltos o retornados a los países donde su vida corre riesgo.

En un comunicado, este grupo hizo un llamado al Gobierno de México para que garantice la protección de las personas que por diversos motivos, se han visto obligadas a abandonar sus hogares y desplazarse hacia las fronteras con el fin de solicitar refugio, asilo político o protección complementaria.

Este llamado se hace cada vez más urgente por un lado al agravamiento de los factores de expulsión agudizados por la pandemia de la COVID-19 por otro lado el endurecimiento de las políticas migratorias y desmantelamiento de los sistemas de protección internacional.

Es de resaltar que de acuerdo a datos oficiales de la Comisión Mexicana de Ayuda Refugiados (COMAR), entre enero y mayo de 2021 han solicitado la condición de refugiado en México, 41 mil 195 extranjeros.

Y cerca del 60 % de dichas solicitudes son de personas provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala. Lo anterior pone en evidencia las necesidades de protección internacional que tienen las personas de los países del Norte de Centroamérica.

Por lo que solicitan garantizar que una vez el trámite iniciado de refugio, asilo político o protección complementaria se cumpla con los plazos establecidos, procurando que los tiempos de espera del proceso sean menos desgastantes y que una vez concedidas las medidas se asegure un adecuado proceso de integración a las comunidades donde se instalen.