Critican inclusión de mujer trans en levantamiento de pesas de Tokio

Afirman que tiene una ventaja natural en fisiología y fuerza
Getty ImagesGetty Images

A los 43 años, Hubbard será la levantadora de peso de mayor edad en los Olímpicos.

La neozelandesa Laurel Hubbard levantó 628 libras (185 kilogramos) en dos intentos para clasificarse a la categoría femenina superpesada para los Juegos Olímpicos de Tokio; sin embargo, fue criticada en su país debido a que es una mujer trans, por lo que inconformes aseguran que no compite en igualdad de condiciones con otras atletas. 

Por tal motivo está en el centro del debate sobre si es justo que atletas trans compitan en categorías femeninas, ante lo cual es blanco de indignación y burlas, y recibido críticas de algunas adversarias deportivas.

Cabe mencionar que Hubbard transicionó hace ocho años, a los 35. Desde entonces ha cumplido todos los requisitos del Comité Olímpico Internacional sobre deportistas trans y competición justa, según refiere.

Por su parte, la belga Anna Vanbellinghen, que probablemente competirá contra Hubbard, dijo que su presencia sería “como un mal chiste” para las otras participantes de la justa.

“Soy consciente de que definir un marco legal para la participación trans en deportes es muy difícil, ya que hay una variedad infinita de situaciones y probablemente es imposible alcanzar una solución totalmente satisfactoria para todos los bandos del debate. Sin embargo, cualquiera que haya entrenado en levantamiento de peso de alto nivel sabe que esto es cierto: en esta situación concreta, es injusto para el deporte y para las deportistas”, dijo Vanbellinghen.

Abundó: "Este debate se celebra en un contexto más amplio de discriminación contra las personas transgénero, y por eso la cuestión nunca está libre de ideología”.

En tanto, otras deportistas y miembros de las federaciones de halterofilia han afirmado que Hubbard tiene una ventaja natural en fisiología y fuerza en comparación de las mujeres de su disciplina.

Por su parte, Hubbard fue una de las cinco levantadoras de peso confirmadas en el equipo neozelandés para Tokio. A los 43 años será la levantadora de peso de mayor edad, y cuarta clasificada para la competición del 2 de agosto para mujeres a partir de 87 kilos (192 libras).

Finalmente, Hubbard ganó la medalla de plata en los Mundiales de 2017 y de oro en los Juegos del Pacífico de 2019 en Samoa. En 2018 compitió en los Juegos de la Mancomunidad, pero sufrió una grave lesión que frenó su carrera deportiva.