Pide el arzobispo "llenarse de Dios" en tiempos de pandemia

Emilio Morales Emilio Morales

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer a los católicos a no desanimarse y buscar de Dios en los momentos difíciles de la vida, como sucede ahora con la pandemia del coronavirus.

“Hemos vivido muchas tempestades. Ha sido un tiempo muy difícil, muy desgastante”, asentó.

Durante la homilía de la misa dominical, concelebrada con una decena de sacerdotes en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, donde fueron ordenados diáconos los seminaristas, Juan Lorenzo Martínez y Geovany Raymundo López Reyes, el pastor religioso sostuvo que el 2020 y los primeros de este año han resultado desgastantes para muchos creyentes, porque han crecido los problemas y las angustias.

“Hemos perdido tal vez seres queridos y no encontramos consuelo. Y tal vez, después de algunos días, semanas, meses, todavía seguimos, a lo mejor diciéndole a Dios, ¿por qué?”, asentó.

"No miramos al Señor" 

Expuso que muchos católicos han tenido la experiencia personal o cercana del contagio de sus hermanos y han sufrido y vivido esa angustia, ese gran temor de no librarla, de quedarse ahí y de no despedirse para siempre.

“Cuánto sufrimiento, cuánto dolor y a lo mejor, el Señor lo encontramos dormido, como lo miraron los apóstoles en la barca, dormido”, agregó.

Sin embargo, subrayó que el Señor aunque esté dormido, lo puede todo.

“El problema es cuando nosotros nos dormimos, cuando nosotros solamente miramos las angustias, los problemas y no miramos al Señor, no lo buscamos, no vamos con Él, no le pedimos fuerza y andamos luchando y queriendo salir solitos. Decimos que somos unas personas de fe, pero en el momento de la prueba, desconfiamos, dudamos, y no miramos al Señor. ¿Dónde está nuestra fe?”, cuestionó

Destacó que el Señor siempre está pensando en sus hijos para bendecirlos, para fortalecerlos, para consolarlos y para animarlos en la vida.

“No miremos sólo los problemas, miremos al Señor que tiene el poder para resolver nuestros problemas, iluminándonos, aconsejándonos, orientándonos, fortaleciéndonos, llenándonos de su amor, porque a veces los problemas son provocados por no amar a Dios”, agregó.

Resaltó que Dios prueba a sus seguidores, pero nunca los deja solos.

“Nos prueba, sí, nos prueba, pero no nos deja solos”, remarcó.

Por eso, pidió a los creyentes seguir cuidándose, saliendo adelante en los momentos y no desmayar en los difíciles de la vida.

“Busquen a Dios y llénense de él y verán que saldrán adelante todos”, señaló.

Durante el sermón, el mitrado también convocó a los católicos a dar gracias a Dios, porque la ordenación de los nuevos diáconos es el fruto de su oración.

“Usted ora por las vocaciones a la vida sacerdotal. Pues mire, aquí están los frutos de su oración. Usted ha pedido a Dios que llame a jóvenes y aquí están dos que están consagrando su vida a él”, apuntó.

Vázquez Villalobos dijo que la oración es necesaria porque se necesitan más y más jóvenes quienes quieran consagrar su vida a Dios en el ministerio sacerdotal.

“No se canse. Ore por nosotros los sacerdotes, para que seamos fieles en el ejercicio de nuestro ministerio, para que vivamos en esa comunión de hermanos y para que trabajemos juntos por el bien de nuestros hermanos en cada una de las comunidades en donde Dios nos va ubicando”, afirmó.