Cuatro árboles sembrados en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca están en riesgo de derrumbarse

Emilio Morales Emilio Morales

De acuerdo con el municipio de Oaxaca de Juárez, cuatro árboles sembrados en el Zócalo capitalino están en riesgo de derrumbe debido a que algunos están enfermos, otros tienen sobrepeso, bacterias que los están dañando, entre otras complicaciones.

Por ello, el martes pasado decidieron acordonar las jardineras para evitar afectaciones que pudieran ocasionar las lluvias que se han suscitado durante estos días.

Clemente Jesús López, subdirector de Medio Ambiente, informó que cuentan con un dictamen respecto de la situación que guarda el arbolado urbano del Zócalo y la Alameda de León, por lo que decidieron tomar estas medidas preventivas.

Solicitó a la ciudadanía que visita este espacio público, evitar arrojar basura al interior de las jardineras, no trepar los árboles y evitar colocar botes o envases, con la intención de preservar el entorno del arbolado y que se mantenga en buenas condiciones. 

Además de respetar las señalizaciones que fueron colocadas para delimitar las áreas acordonadas, con el objetivo de mantener libre el perímetro que rodea los árboles y así contribuir a proteger la integridad de la ciudadanía. 

La dependencia informó que también ha emprendido acciones preventivas y de mantenimiento en la zona, a través de trabajos de perforación de jardineras para mejorar el filtrado y evitar el exceso de agua en las bases de los árboles. 

Por su parte, el subdirector de Protección Civil, Manuel Aguirre Cuéllar subrayó que estarán monitoreando de manera permanente éste y otros parques y jardines de la ciudad, con el fin de preservar el arbolado y los ecosistemas naturales de la ciudad. 

“Con estas medidas preventivas buscamos evitar sucesos que pongan en peligro a la ciudadanía, comerciantes y visitantes que acuden a la zona, ante el periodo de lluvias que actualmente se presenta en la capital”, afirmó.

Cabe recordar que en septiembre de 2020 el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, decidió acordonar el Zócalo de la ciudad, debido a que en menos de una semana cayeron dos árboles en este lugar.

En esa ocasión, Jorge Luis Cruz, ingeniero e integrante de la Asociación Civil Oaxaca Fértil, advirtió que si las autoridades correspondientes continúan haciendo malas podas a los árboles ubicados en el Zócalo, el próximo en caer será el árbol del foro Bajo el Laurel.

Informó que actualmente todos los árboles ubicados en el Zócalo capitalino están plagados, debido a las malas podas, falta de sistemas de riego y abono contaminado que les colocaron hace años, por lo que podrían tener el mismo destino que los árboles derribados por las lluvias.