Aremi Fuentes 'carga' con el sueño olímpico

AGENCIASAGENCIAS

Desde muy pequeña Aremi Fuentes soñaba con alcanzar un podio a nivel nacional en el atletismo; sin embargo, su verdadero talento no

estaba ahí, en el tartán de carreras, sino en una tarima de 4x4, frente a unas pesas que, en lugar de desafiar su velocidad, pusieron a prueba su resistencia.

“Practicaba atletismo y competí dos años en Olimpiada Nacional, y mi meta era en el podio a nivel nacional pero nunca se me dio, eso fue una frustración para mí; entonces, en algunas ocasiones un entrenador de halterofilia me vio y me dijo que mi talento no estaba en esa disciplina y debía cambiarme a levantamiento de pesas”, comparte.

Fue así que Aremi cambió los tenis por las zapatillas con correas; las fajas y el magnesio se convirtieron –también– en sus mejores aliados.

“No me arrepiento de absolutamente nada, a pesar de que en ese entonces el atletismo era mi pasión. Estaba en pruebas combinadas, de fuerza, velocidad y resistencia, empecé muy pequeña, ahora este es mi sueño”.

Para Londres 2012, aún era juvenil y sabía que no era su momento para luchar por una plaza olímpica, mientras que para Río de Janeiro 2016 se quedó en la orilla de la clasificación. Hoy, Tokio 2020 representarán su debut olímpico, un sueño que buscó afanosamente; ahora, con el boleto en la mano, se pone la meta de subir al podio; sí, con un levantamiento que cimbre al país, como lo hizo Soraya Jiménez hace 21 años.

¿Cómo te sientes de ser una deportista olímpica?

Me siento muy contenta de haber logrado uno de mis objetivos, estoy entusiasmada; ahora, me sigo preparando y aprovecho cada entrenamiento. Sabía que ya tenía mi pase, solo que estaba ansiosa de que se hiciera oficial, nada más me tocaba esperar y cuando me enteré de que era oficial, ya me lo creí al cien por ciento. La verdad que todo deportista que cumple con este objetivo no tiene palabras de cómo describir tanto sacrificio y esfuerzo, tantas horas de entrenamiento; eso hace que se hagan realidad los sueños.

Antes de la confirmación, ¿ya te enfocabas en Tokio?

Aun en la espera de que ratificaran la plaza, yo seguía entrenando; en estos momentos me encuentro haciendo lo mismo, aprovechando cada día de entrenamiento. En este momento me encuentro en el Comité Olímpico Mexicano con las medidas sanitarias que todas las instancias deportivas están ejecutando, aquí sigo entrenando para obtener más volumen de carga y llegar en muy buena forma deportiva.

¿Cuál es tu objetivo en Tokio 2020?

Mi expectativa es hacer un buen papel como siempre lo he hecho, tratar de hacer mis seis pruebas y haciendo un poco más de las marcas que he realizado, estoy segura de que se puede lograr una medalla. Siempre voy a dar lo mejor de mi hasta el final.

¿Cuánto tiempo tenías buscando el sueño olímpico?

Este sueño es de años de entrenamiento. Desde que inicié en la halterofilia, en mi mente estaba ir a unos Juegos Olímpicos; otro de mis objetivos es estar en el podio olímpico, entonces, no dejo de luchar y debo aprovechar para que ese sueño se pueda hacer realidad. Es mi tercer ciclo buscando competir en unos Olímpicos, en Londres 2012 no se dio la ocasión y entendí que era juvenil y Luz Acosta tenía más experiencia, me sirvió mucho ese ciclo. Mientras que para Río 2016 me preparé muy fuerte y ahí no estuvo en mis manos poder ir, pero me sirvió muchísimo esa etapa; ahora, me mentalice para estos Juegos y ya como ahora las plazas son individuales me enfoqué en ello y dar lo mejor de mí en cada competencia internacional para que el boleto tuviera mi nombre.