¿Tú qué piensas de que la RAE acepte que México se escriba con jota?

Usuarios de redes entran en disputa
ShutterstockShutterstock

Si bien el diccionario agregó que podría ser correcto el uso de la ortografía con “j”, es mejor utilizarlo tal y como lo hacen en el país de donde es originario el nombre, es decir, con “x”.

La Real Academia Española (RAE) fue centro de un debate en redes sociales por la palabra México, ya que en el Diccionario panhispánico de dudas se acepta la escritura del nombre del país con “j”.

Un usuario que escribió “Méjico” justificó su escritura con “j” debido a que el diccionario de la RAE señalaba que la ortografía era permitida porque se trataba de una antigua forma de escribir en español.

El usuario de nombre Steve explicó que la Real Academia Española (mejor conocida como la RAE) dice que el término 'Méjico' se trata de un arcaísmo, pues la j conserva el valor que tenía en épocas antiguas del idioma, en las que representaba el sonido que hoy corresponde a la letra j. Este arcaísmo se conservó en México y se extendió en toda América y España, respectivamente. 

“La aparente falta de correspondencia entre grafía y pronunciación se debe a que la letra ‘x’ que aparece en la forma escrita de éste y otros topónimos americanos, como Oaxaca y Texas, conserva el valor que tenía en épocas antiguas del idioma, en las que representaba el sonido que hoy corresponde a la letra ‘j’”.

“Este arcaísmo ortográfico se conservó en México y, por extensión, en el español de América, mientras que en España, las grafías usuales hasta no hace mucho eran Méjico, mejicano”, refiere el diccionario panhispánico.

Si bien el diccionario agregó que podría ser correcto el uso de la ortografía con “j”, es mejor utilizarlo tal y como lo hacen en el país de donde es originario el nombre, es decir, con “x”.

“Aunque son también correctas las formas con “j”, se recomiendan las grafías con “x” por ser las usadas en el propio país y, mayoritariamente, en el resto de Hispanoamérica”, expuso.

Sin embargo, diversos usuarios mostraron su disgusto con la aceptación de la palabra ya que “México” proviene de la lengua náhuatl, por lo que debería respetarse la grafía original; además, compararon la polémica con el lenguaje inclusivo, que no ha sido aceptado por la institución.