Desorden urbano en Oaxaca de Juárez, consecuencia de intereses y corrupción: CLIAO

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

El integrante del Colegio Libre e Independiente de Arquitectos de Oaxaca (CLIAO), Alberto Saúl García, aseguró que es importante reordenar la capital oaxaqueña, ya que ha crecido de una forma sin control en cuanto a la ubicación de colonias.

Lamentó que muchas de las colonias que hay en el municipio de Oaxaca de Juárez se han creado debido a que partidos políticos y organizaciones gubernamentales se los otorgan a agremiados o afiliados a cambios de votos sin pensar en el futuro.

“La gente que llega a esos lugares, muchas veces invade propiedades privadas, municipales o estatales y de la noche a la mañana limitan esos espacios”, aseguró.

El arquitecto agregó que lo que provoca el dar esos espacios es que después los nuevos inquilinos demanden servicios públicos, por lo que es importante esta regulación de espacios.

“Todas las autoridades deben participar en esta regulación, pues actualmente nadie puede explicar cómo se roban los terrenos”, denunció.

Recordó que en 2012, integrantes de diversas organizaciones invadieron cinco hectáreas de tierras del municipio de Tlacolula de Matamoros que forman parte del polígono de protección de la zona arqueológica de las cuevas de Yagul, declaradas en 2011 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Agregó que en ese tiempo se reprochó que las mismas autoridades hayan entregado títulos de propiedad a los invasores pese a que se ha demostrado que se trataba de tierras comunales.

Compañías incentivan “paracaidismo”

El arquitecto mencionó que las compañías de luz, teléfono entre otros servicios provocan que la persona se adueñe de esos espacios al acceder a las instalaciones, con lo que le crea más armas.

“Al ver que llegó la compañía de luz, la persona tiene las armas para adueñarse de la propiedad; así empieza a tener derechos”, lamentó.

Aseguró que esto mismo está ocurriendo en las calles del Centro Histórico con los vendedores en la vía pública, pues en el momento en el que una organización les autoriza un espacio, ya cuenta con el derecho de vender ahí.

Sugirió que es necesario que se trabaje en estas cuestiones, pues a pesar de que es una buena iniciativa que haya un crecimiento de la ciudad, esta debe ser ordenada para que los servicios sean adecuados.