Lamenta OMS fracaso mundial al compartir vacunas para combatir pandemia de COVID-19

MADRID, España.- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha lamentado "fracaso mundial" que se está produciendo a la hora de compartir vacunas contra el COVID-19 a los países más pobres.

En rueda de prensa, Tedros ha recordado que más de la mitad de las regiones de altos ingresos tienen ya suficientes dosis para poder vacunar a sus poblaciones, si bien sólo 3 de 79 estados de bajos ingresos han logrado niveles parecidos.

"Valoramos las vacunas donadas por el G7 y el compromiso de países, como Estados Unidos, de compartir dosis de vacunas en junio y julio, pero pedimos al resto que sigan estos ejemplos. Necesitamos vacunas para salvar vidas", ha enfatizado el dirigente del organismo de Naciones Unidas.

Dicho esto, Tedros ha avisado de que "muchos" países de Latinoamerica han visto "incrementados" los niveles de transmisión del coronavirus y, al mismo tiempo, en África los casos han aumentado un 52 por ciento la semana pasada y un 32 por ciento los fallecimientos por COVID-19. "Esperamos que esto sólo va a peor, necesitamos las vacunas", ha zanjado el director general de la OMS.

Sin dosis anticovid

Decenas de países son incapaces de administrar la segunda dosis de vacunas anticovid porque carecen de ellas, lo que puede poner en peligro sus campañas de inmunización, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) el viernes.

"Tenemos una enorme cantidad de países que tuvieron que suspender sus campañas de vacunación para la segunda dosis, 30 ó 40 países" afirmó el doctor Bruce Aylward, responsable de la OMS para el sistema denominado Covax, creado con el sector privado para distribuir vacunas a los países menos desarrollados.

Algunos de los países afectados "hubieran podido recibir dosis de AstraZeneca, por ejemplo, y no están en condiciones de hacerlo", afirmó Aylward.

"El intervalo (entre las dos inyecciones) es ahora más largo de lo que quisiéramos", dijo.

Covax está negociando directamente con AstraZeneca, pero también con el Serum Institute of India, responsable de la mayor parte de dosis de vacunas para Covax, y cuya producción no puede ser exportada por decisión de Nueva Delhi hasta que se cumplan los objetivos de vacunación nacionales.

Un intervalo demasiado largo entre dos dosis puede provocar la aparición de variantes más peligrosas o contagiosas del covid-19.

Según Aylward, esos países se hallan particularmente en África subsahariana, pero también en América Latina, Oriente Medio o el Sudeste asiático.

Ante esta situación de inestabilidad, "las donaciones son una solución a corto plazo ante un mercado muy imperfecto, donde solo los países que tienen los medios o producen las vacunas tienen acceso", alertó Aylward.

Además, el responsable advirtió que la acumulación de retrasos puede provocar que, al final, la gente no acuda a vacunarse.