Habrá dos semanas más de semáforo verde para Oaxaca por COVID-19

TRAS OCHO SEMANAS CONTINÚAS

De manera continúa, Oaxaca está en semáforo verde desde el 10 de mayo.

La determinación de la Federación de prolongar la estancia de Oaxaca por dos semanas más en semáforo epidémico en color verde que advierte de un riesgo bajo de contagio es reflejo de la disminución de los principales indicadores de la pandemia de COVID-19, pero representa también la posibilidad de un rebrote por la relajación de las medidas de prevención.

“La gente cada vez le hace menos caso al semáforo, es un riesgo que la gente sepa que seguimos en verde porque se relaja y deja de usar el cubrebocas, ese exceso de confianza podría aumentar el índice de transmisibilidad”, reconoció el director general de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine.

Este viernes que se actualizó el semáforo epidémico en el país, la Ciudad de México regresó al amarillo (riesgo moderado de contagio), color en el que estarán ocho estados a partir del próximo lunes 21 de junio.

Yucatán, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas y Baja California Sur seguirán en naranja (alto riesgo de contagio) y 19 entidades, incluyendo Oaxaca estará en verde.

Desde el 10 de mayo  

De manera continúa, Oaxaca está en semáforo verde desde el 10 de mayo, después de que del 12 al 25 de abril lo estuvo por primera vez, pero del 26 de abril al 9 de mayo regresó a amarillo.

El exceso de confianza se refleja en dejar de usar el cubrebocas, incrementando el índice de transmisibilidad que en Oaxaca ha sido de hasta tres personas contagiadas por cada nuevo caso y que actualmente es de 1.5.

Este viernes en Oaxaca se notificaron 52 nuevos casos y se acumulan 47 mil 890 contagios, mientras que se sumaron 12 decesos con lo que se llega a 3 mil 867 vidas perdidas.

Sin embargo, el titular de los Servicios de Salud reconoce que al menos un millón de personas ya tuvieron contacto con el virus SARS-CoV-2, porque la mayoría han sido casos asintomáticos, personas que se contagian, pero no desarrollan la enfermedad de COVID-19 y no requirieron una prueba de laboratorio.

Entre las personas que generaron anticuerpos por contacto con el virus y aquellas que ya recibieron la vacuna, alrededor del 50 por ciento de la  población reduce el riesgo de morir por complicaciones de COVID-19, pero se requiere que el 70 por ciento concluya su proceso de vacunación.

Ayer en Valles Centrales se comenzaron a aplicar 17 mil segundas dosis de Pfizer para la población de 50 a 59 años de 25 municipios de Valles  Centrales.

Modelo Salud para el Bienestar

Márquez Heine indicó que el paso siguiente es continuar con el proceso de la instalación del modelo Salud para el Bienestar que se debe concretar a la brevedad.

Por ello, directivos de primer y segundo nivel de atención médica en Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), junto con representantes en México de las organizaciones Panamericana de la Salud y Mundial de Salud visitaron Oaxaca en esta semana.  

Esto permitirá poder instaurar la atención primaria a la salud de manera integral, para que en vez de buscar curar la enfermedad se logre mantener la salud bajo cuatro premisas: medicamentos gratuitos para todas las personas, infraestructura adecuada, recursos humanos capacitados en todas las unidades, gratuidad de la atención en la salud”, explicó.

Detalló que la visita incluyó elaborar de manera conjunta con IMSS, ISSSTE y fuerzas armadas, un plan de trabajo y la instalación de redes integradas de servicios de salud para la optimización de los recursos humanos que dejaron de atender el resto de enfermedades no urgentes o que no fueran COVID.