Descubren que el celacanto, un pez gigante, puede vivir hasta 100 años

Pertenece a la era de los dinosaurios
APAP

Los celacantos han habitado los mares por unos 400 millones de años.

Un estudio publicado en la revista Current Biology dio a conocer que el celacanto, un raro pez gigante cuyos orígenes datan de la era de los dinosaurios, puede vivir hasta 100 años. Esos peces lentos, del tamaño de una persona, son considerados fósiles vivientes y tienen hábitos nocturnos, entre otras características.

Investigadores determinaron que las hembras no alcanzan la madurez sexual hasta pasados los 50 años y los machos son sexualmente maduros entre los 40 y los 69 años. Y, quizás lo más extraño, los científicos piensan que el embarazo en estos peces ovovivíparos dura cinco años aproximadamente.

También se informó que los celacantos, que han habitado los mares por unos 400 millones de años, estaban considerados extintos hasta que un ejemplar vivo fue descubierto en 1938 frente a Sudáfrica. Los científicos pensaron por mucho tiempo que los celacantos vivían unos 20 años. Pero, aplicando una técnica estándar para determinar la edad de peces comerciales, científicos franceses calcularon que realmente viven cerca de un siglo.

Cabe mencionar que el peligro de extinción de los celacantos es tan alto que los científicos solamente estudian ejemplares ya capturados o fallecidos.

Los científicos anteriormente calculaban las edades de los peces contando las líneas gruesas en una escama específica. Pero los científicos franceses descubrieron que ese sistema dejaba fuera líneas finas que solamente pueden ser vistas usando luz polarizada, una técnica que es usada para determinar la edad de peces comerciales.

Por su parte, el coautor del estudio Bruno Ernande, ecólogo evolucionario marino en el principal instituto de estudios marinos en Francia, dijo que la luz polarizada reveló cinco líneas más finas por cada línea gruesa. Los científicos concluyeron que las líneas delgadas se correspondían mejor con un año de edad del celacanto, y eso indicó que el ejemplar más viejo tenía 84 años.

Usando esa técnica, los científicos estudiaron dos embriones y calcularon que el pez mayor tenía cinco años y el más joven nueve años. Por lo tanto, dijo Ernande, determinaron que el embarazo dura al menos cinco años en esta especie.

Harold Walker, del Scripps Institution of Oceanography, abundó que esa gestación tan larga es “muy extraña” para peces o cualquier animal.

Por último, Bruno Ernande, explicó que los celacantos no están relacionados genéticamente y muestran diferencias evolucionarias grandes, envejecen lentamente como los tiburones y las rayas: “Podrían haber tenido historias evolutivas similares porque comparten hábitats similares”.