Jóvenes aseguran que cada vez es más difícil conseguir empleo

Daniela Grajales Daniela Grajales

Ayer se llevó a cabo la Tercera Feria del Empleo, esto ya no es novedad, lo sorprendente es ver a más de un centenar de jóvenes esperar durante tres o cuatro horas para poder ocupar una vacante en alguna de las 20 empresas que se encontraban en la calzada de los hombres ilustres.

Si bien es cierto, la pandemia, la cuarentena y la caída de la actividad económica no solo tuvo un fuerte impacto negativo en el mercado laboral, sino también en las expectativas y situación de quienes buscan trabajo.

A pesar que las ofertas eran muy buenas, sueldos desde 6 mil a 22 mil pesos, viajar a otro estado, trabajar y la oportunidad de estudiar en otro país eran los stands más solicitados, sin embargo, estos pedían requisitos que no están al alcance de todos.

En la entrevista, solicitaban al postulante expresar cuál era la experiencia laboral, si bien es cierto la mayoría de quienes asistieron fueron jóvenes, a decir de esto, ellos aseguraron que no habían tenido ningún trabajo formal, otros más señalan que sabían hacer cosas básicas, como vender, atender llamadas, muy pocos dominan el inglés.

Estos últimos tienen una oportunidad de poder ocupar una de las vacantes donde el sueldo oscila de 10 mil a 19 mil pesos mensuales con oportunidad de viajar al extranjero, no obstante, también se encontraron con la dificultad de que las empresas que ofrecen trabajos fuera de la entidad, no otorgan el pasaje, por lo que tiene que viajar con recursos propios, ahí otra limitante.

En la fila también se observó, madres solteras, este sector que le cuesta aún más conseguir una oportunidad laboral, entre los factores está el horario y el sueldo, ellas buscan un horario donde tengan la oportunidad de llevar a sus pequeños a una guardería y poder ir a traerlos a la hora de salida.

Fernanda es una de ellas, es madre de un pequeño de dos años, no cuenta con el apoyo de una pareja y se encuentra desesperada, dice que los trabajos que le han ofrecido es poco sueldo y sin prestaciones, por lo que no le conviene.

“Es de 6 mil pesos, pero no hay prestaciones, ni vacaciones, y para poder pagar una guardería no me alcanza, las guarderías que tienen horario extendido, cobran un ojo de la cara”.

Tal parece que las nuevas generaciones buscan trabajos “ligth”, de acuerdo a las conversaciones con los asistentes, no saben las aptitudes que tienen, ese factor hace que no pasen el primer filtro, lo primero que preguntan es el sueldo y cuantas horas se labora.

En este sentido, Gilberto Antonio Ruiz Cáceres, catedrático de la Universidad Autónoma de Chiapas , precisó que es importante que los jóvenes al acudir a estas ferias de empleo, tengan en claro los objetivos y el trabajo que quieren, de otra forma no podrán conseguir algo que les agrade y al mismo tiempo remunere su esfuerzo.