Protectores de animales exigen castigo para chofer que mató a perro

En días pasados fue difundido un video en redes sociales en el que se observa a un chofer del transporte público, en específico de la línea Transportes Urbanos y Suburbanos Guelatao (Tusug), atropellar en dos ocasiones a un perro que se encontraba durmiendo sobre una vía de comunicación. Ante estos hechos, Carlos Alberto Morales, presidente de la asociación civil Colmillo Blanco, exigió a las autoridades castigo para el responsable.

“La verdad, creo que aquí las autoridades no deberían esperar más, deberían actuar y aplicar por lo menos la ley que hay, ese párrafo que está en el Código Penal, pues ya deberían aplicarlo por lo menos para que sea un ejemplo y una muestra de que los animales que no tienen hogar, por lo menos están protegidos por estas leyes”, indicó. 

Alberto Morales, presidente de la organización sin fines de lucro Cuenta Conmigo Colmillo Blanco A.C., afirmó que las autoridades deben sancionar al chofer responsable, como un “ejemplo que la autoridad nos tiene que dar de que aplica una sanción y que aparte de eso, toma cartas en el asunto”. 

Aseguró que es necesario que las autoridades “den un ejemplo de la reacción, para que ya no se vuelvan a repetir estos actos”.

Camión pasa dos veces sobre el perro

Luego que fuera difundido en redes sociales el video en el que se observa cómo la unidad de transporte público de la capital oaxaqueña pasa dos veces consecutivas encima del animal callejero, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca informó que ante estos hechos se abrió la carpeta de investigación  19644/FVCE/OAXACA/2021, por el delito de crueldad animal. 

Las investigaciones se enfocan en contra del conductor del urbano que atropelló al animal de manera intencional, sin detener en ningún momento la unidad de motor. El video causó indignación en las redes sociales, pues la mayoría de cibernautas exigieron un castigo ejemplar para el chofer de la unidad B-294 de Tusug. 

Ley de protección de animales, letra muerta

En la entidad oaxaqueña, desde el año 2015 existe la Ley de Protección Animal, que en su Capítulo Segundo y artículo 414 establece que “se castigará con cárcel de seis meses a cuatro años y con multa de 500 a 1,500 días de salario a quien: I. Dolosamente prive de la vida a un animal vertebrado”. 

Carlos Alberto Morales afirmó que es necesario que las autoridades estatales comiencen un programa que involucre a diversos sectores de la sociedad; tal es el caso de automovilistas, choferes, autoridades municipales, de vialidad, ciudadanos de a pie, entre otros, para que exista una conciencia sobre los derechos que tienen los animales que se encuentran en situación de calle. 

Aseguró que en la mayoría de las ocasiones, las personas consideran que los animales que se encuentran en la calle no tienen derechos por el simple hecho de encontrarse sin hogar, por lo que resultan necesarias acciones que permitan comprender la situación de estos seres vivos. 

El presidente de la asociación civil Colmillo Blanco declaró que “no se trata de que haya más leyes, que haya más sanciones, si no cambiamos los ciudadanos, si no cambiamos todos esos choferes, si no cambian su actitud; yo creo que deben de buscar promover todo este respeto sobre los animalitos que andan en la vía pública, de cuidarlos, de respetarlos. Ojalá que esta muerte de este animalito, pues tenga esta reacción, que es lo que esperamos nosotros, porque ya no podemos hacer nada por él”.

Necesario generar una cultura de respeto

Carlos Alberto Morales afirmó que actos como el que realizó el camionero en contra del animal, ocurren de manera cotidiana. Reclamó que Oaxaca tiene una amplia cultura e incluso varios sectores de la sociedad exigen cuidados especiales para la ciudad, pero guardan silencio en el momento en que se trata del respeto a los derechos de todos los seres vivos.

Recordó que los animales que deambulan por la calle no lo hacen por decisión propia, sino que se debe a dueños irresponsables que los dejaron ahí, lo que se entiende como una falta de educación en el rubro del respeto y responsabilidad con los animales de compañía.