Volveré para firmar acuerdo de paz": aboga AMLO por solucionar conflicto en la Sierra Sur

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

San Vicente Coatlán.- El sonoro estruendo de los cohetes fue el preludio del anunció más importante en la historia de la Sierra Sur en las últimas décadas: el proceso de pacificación entre los municipios de San Vicente Coatlán y Sola de Vega, que en décadas ha dejado más de 60 muertos entre ambas comunidades. El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que va a ayudar en todo. “Cuenten con nosotros, ¡cuenten con el presidente de México!”.

Al acudir a la cancha municipal, fuera de agenda y cualquier medida de seguridad, para mediar entre ambos municipios a fin de conseguir la paz, manifestó que la pacificación de la zona va a llevar tiempo, pero hay voluntad, lo que es muy importante.

Ante el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa; el secretario general de gobierno, Francisco Javier García López; y los responsables de diversos programas de Bienestar, aseveró que estos conflictos se agravan cuando la autoridad no actúa en forma responsable.

“Se desatienden los problemas y problema que se soslaya, estalla. Si la autoridad no interviene, se agravan los conflictos. Ahora vamos a ayudar nosotros, como jueces justos vamos a buscar el acuerdo y quiero proponer que, por parte del gobierno de la República, nos represente Adelfo Regino Montes, director del INPI, y le pido, de manera especial, al gobernador Alejandro Murat que él, personalmente, conduzca este proceso”.

 

Propuesta que provocó el aplauso de los cientos de habitantes congregados en la cancha municipal.

“(Propongo) que se hable con los compañeros de Sola de Vega y que se siente y se llegue al acuerdo. Hay muchas formas, muchas opciones, muchas alternativas, un abanico de posibilidades, no solo en lo que tiene que ver con la resolución agraria, sino con la forma en cómo se van a beneficiar los dos municipios, pero no hablo en abstracto, la forma en que se va a beneficiar la gente, cada habitante, cada familia, de ambos pueblos, de manera directa. En vez del pleito, la confrontación y la violencia va a haber justicia y va a haber bienestar para los dos municipios; algo que ha resultado doloroso, se va a convertir en algo esperanzador, algo que va a traer dicha y felicidad”.

En presencia del presidente municipal Dominguito Antonio Antonio y el secretario de comisariado de bienes comunales Bonfilio García Cruz, quienes fueron los encargados por el pueblo de invitar al presidente López Obrador a visitar el municipio una vez que concluyera la supervisión de la súper carretera Oaxaca-Puerto Escondido, el mandatario federal se comprometió a estar en esta municipalidad, como en Sola de Vega, cuando se firme el acuerdo para la paz y la justicia entre ambos pueblos.

“Ya no tenemos más que hablar, hechos, no palabras; vamos a trabajar para construir la paz, ese es mi compromiso y los compromisos se cumplen”.

"Ya no queremos balazos, queremos abrazos"

Momentos antes de que los cohetes surcaran las nubes grises de San Vicente Coatlán y la banda de música tocara la diana, el munícipe y el secretario del comisariado de bienes comunales, expresaron que con la visita del presiente de la República se dará fin a un problema territorial que vienen arrastrando por décadas.

Después de narrar los problemas de pobreza, desempleo, salud, analfabetismo, alcoholismo y drogadicción que laceran a los habitantes de esta comunidad, coincidieron en que a pesar de ello el pueblo chenteño es trabajador y honrado, “pese a que nos han nombrado un pueblo de matones, hombres sin ley, de hombres bárbaros”.

“Nos llaman así porque hasta ahora hemos defendido con sangre y fuego el territorio y los recursos que nos pertenecen; hasta ahora no hemos permitido que ningún pueblo nos arrebate lo que es nuestro, ya que es legado de nuestros antepasados”.

El munícipe destacó que ya no quieren vivir en violencia con sus vecinos de Sola de Vega, “queremos hallar una solución inmediata que arranque de raíz este conflicto que existe entre ellos y nosotros, un conflicto que en 60 años ha cobrado más de 50 víctimas tan solo de nuestro lado. Ya no queremos balazos, queremos abrazos de amistad, fraternidad y amistad con nuestros hermanos de Sola de Vega”.

Primera reunión de advenimiento

Por su parte, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa reconoció que la presencia del presidente de la República en este municipio era motivo de esperanza, por dos razones fundamentales: porque su presencia reitera el compromiso con San Vicente Coatlán y Sola de Vega de construir un proceso de pacificación y hermandad entre oaxaqueños.

“Me permito informar a usted y el pueblo de San Vicente Coatlán que, así como lo pidió la comisión, se tuvo la primera reunión entre los dos municipios esta semana y que fue un primer paso para poder construir y retornar a esa hermandad, tranquilidad y pacificación”.

Además, segunda razón, agradeció al pueblo de Coatlán y su población tomar en cuenta el cambio y desarrollo en calidad de vida para todo Oaxaca, que significa la súper carretera a Puerto Escondido y permitir que pueda seguir su marcha, sin dejar de lado la petición fundamental de San Vicente Coatlán.

Para festinar el compromiso presidencial, un grupo folclórico presentó el famoso jarabe chenteño, después llegaron los regalos: mezcal, alebrijes, frutas de la región, tejate; y, otra vez, los cohetes y las dianas.