Portero oaxaqueño Octavio Paz, el nuevo refuerzo de los Pumas de la UNAM

En el 2019 llegó como segundo portero de Alebrijes de Oaxaca.

El portero oaxaqueño Octavio Paz Vásquez es nuevo refuerzo de los Pumas de la UNAM en la Liga MX, con lo cual está cerca de cumplir el sueño de debutar en la primera división del futbol profesional mexicano.

Paz llegaría al conjunto auriazul del máximo circuito como tercer portero, apenas el pasado miércoles por la noche fue presentado como parte de los nuevos elementos para el plantel felino a lado de Efraín Velarde, Higor Meritão, José Rogério y Washington Corozo.

Y ahora, el nacido en Oaxaca de Juárez estará bajo la guía del director técnico Andrés Lillini, en busca de cumplir el sueño de jugar en la Liga MX.

Octavio Paz Vásquez formó parte de los Alebrijes de Oaxaca en el Apertura 2019 y Clausura 2020, pero únicamente recibió la oportunidad de alinear en un encuentro, el cual fue de Copa MX, el martes 5 de noviembre del 2019 frente a los Tiburones Rojos del Veracruz, en el Estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO).

Por cierto, Octavio Paz logró debutar en la Liga de Expansión MX pero ya formando parte de los Coyotes Tlaxcala en un juego frente a Mineros de Zacatecas el miércoles 19 de agosto, durante el Apertura 2020.

Y en Copa MX su debut fue vistiendo la playera de los Tiburones Rojos del Veracruz, frente al Tampico Madero en febrero del 2018.

En sus inicios fue parte de las fuerzas básicas y del equipo de tercera división del Pachuca, del 2012 al 2014; a partir del 2015 se incorporó al Tlaxcala de la segunda división y en el 2017 se agregó a la Liga Premier pero con el Veracruz.

Para el 2019 regresó a la Liga Premier pero con el Irapuato y en el segundo torneo de ese año fue cuando Alebrijes lo incorporaron a sus filas pero como guardameta de banca en la hoy extinta Liga de Ascenso MX.

Sorpresivamente, por motivos que se desconocen, cuando surgió la nueva Liga de Expansión MX salió de Alebrijes y en su lugar lo cobijó el club Coyotes Tlaxcala, donde militó en el Apertura 2020.

Ahora, Paz Vásquez da la “campanada” del futbol oaxaqueño al estar muy cerca de sumar sus primeros minutos en la Liga MX, aunque también deberá seguir trabajando y puliendo su talento para recibir tal oportunidad en el arco de los Pumas, detrás de experimentados guardametas como Alfredo Talavera y Julio González.

EN SU PASO POR OAXACA

Haber tenido acción con el equipo de su entidad natal en el 2019 y hacerlo también como local en el Estadio Tecnológico de Oaxaca, fue una gran motivación para Octavio Paz Vásquez, dijo tras aquel juego de Copa MX frente a Veracruz, en entrevista con Xtremo-NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca.

“Me siento agradecido con el entrenador –Alejandro Pérez- porque me dio la oportunidad de sumar minutos en la Copa. Es muy motivante para mí jugar con el equipo de mi estado.

“Fue un partido que viví con mucha tranquilidad porque sabemos lo que trabajamos en la semana y eso te brinda seguridad. Sentí también felicidad por mi familia y amigos que pudieron acompañarme en el estadio y verme jugar con el equipo de mi estado natal”, externó sonriente cuando aún tenía 23 años de edad.

TENAZ Y PERSEVERANTE

Octavio se mantiene tenaz y perseverante en este siempre duro y difícil camino hacia el firmamento del futbol profesional.

“Vamos a continuar trabajando fuerte para estar a disposición en caso de ser requeridos, para seguir contribuyendo con nuestro granito de arena porque considero que vienen cosas muy buenas”, vaticinó durante la charla con este medio.

PERSONALIDAD EN EL MARCO

Octavio Paz ha admitido que la posición de portero es una de las más bellas, pero de mayor exigencia y concentración, ya que un error se convierte automáticamente en gol, pero de igual modo, recuerda que es de las más bonitas del balompié.

Y ha enfatizado que pararse bajo los tres palos exige personalidad y liderazgo.

“Es una de las posiciones más difíciles. Para mí, es la posición más difícil, está compuesta por varios aspectos y una de ellas es la personalidad que se debe tener en la cancha porque sabemos que no nos podemos equivocar. Pero también es una de las más bonitas y que se disfrutan al máximo”.

SU CAMINO AL PROFESIONAL

El hoy portero de los Alebrijes tuvo sus primeros contactos certeros con el balón con los chavos de su colonia en las canchas populares del Fraccionamiento El Rosario de la ciudad de Oaxaca, con sus amigos de escuela y vecinos. Una etapa que le trae recuerdos especiales.

Al principio, en el “llano” infantil alineaba como delantero pero en ocasiones le tocaba el turno de cubrir “la puerta” y fue ahí que empezó a descubrir sus mayores cualidades y el gusto por esta posición, desde los 11 años de edad.

Luego se integró al Centro de Formación (Cefor) Pachuca-Oaxaca y también militó en la tercera división con Chapulineros.

Sin embargo, a los 15 años de edad se le presentó la gran oportunidad de desarrollarse en las Fuerzas Básicas del Pachuca, donde integró selecciones tuzas de divisiones sub 17 y sub 20. Fueron cuatro años de proceso.

INSPIRACIÓN

Miguel Calero (+), con quien tuvo la oportunidad de trabajar en el Pachuca, ha sido de sus inspiraciones. Así también, Iker Casillas y Gianluigi Bufón también lo han motivado a ser mejor cada día en la portería.

Y en aquella charla con Xtremo, se comprometió a seguir trabajando fuerte en busca de la consolidación en el futbol profesional de alta exigencia, y ahora está muy cerca de poder sumar su primeros minutos en la Liga MX.