Vecinos de Santa Rosa exigen salida de integrantes de CATEM tras amenazas, agresiones y extorsiones

Temen por su seguridad
Archivo Archivo

Integrantes del colectivo Ciudadanos y Comvives Unidos Contra las Injusticias exigieron al gobierno estatal la salida de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) de la agencia de Santa Rosa Panzacola, ya que aseguran han sido víctimas de amenazas, agresiones, extorsiones contra los ciudadanos, transportistas y comerciantes.

Asimismo, solicitaron a las autoridades municipales y estatales reforzar la seguridad en la zona, principalmente en una base de mototaxistas, ya que en ese lugar es donde han tenido más problemas como el pasado primero de junio cuando golpearon al presidente de un Comité de Vida Vecinal (Comvive).

Durante la conferencia de prensa, previa a la entrega de un documento al gobernador del estado, relataron que desde hace un mes han tenido el problema de que el sindicato CATEM tomó un sitio de mototaxis que ha provocado un aumento de la delincuencia en la parte alta de Santa Rosa, además de un aumento excesivo en el pasaje de este transporte.

El representante del colectivo detalló que el costo del traslado en mototaxi incrementó dependiendo de la distancia por lo que el mínimo son 8 pesos y el máximo hasta 20 pesos, precio no autorizado por la Secretaría de Movilidad (Semovi) de Oaxaca.

Además, denunciaron que el presidente del Comvive de la colonia Loma Bonita fue agredido por integrantes del sindicato, esto en el sitio del centro comercial ubicado en la colonia Bugambilias.

Entre las solicitudes que hicieron los vecinos y concesionarios está la salida del sindicato del sector uno, pues han sido víctimas de los actos de extorsión y amenazas y violencia que generan en la zona.

Además, pidieron reforzar la seguridad en las colonias, así como la instalación de un módulo de vigilancia y cerca del sitio de mototaxis para garantizar la seguridad.

El representante afirmó que temen que les pase algo y por ello es que lo hicieron público para que no le ocurra nada a alrededor de 120 concesionarios y más de 5 mil habitantes de esa zona.

 

“Muchos han sido víctimas del cobro de piso para vender y el temor que generan, obliga a los ciudadanos a ceder a la extorsión”.

Ciudadanos y Comvives Unidos Contra las Injusticias. ​​​