Sí aumentó el número de vendedores ambulantes en Oaxaca de Juárez, admite Oswaldo García Jarquín

En los últimos meses
Archivo Archivo

Se estima que desde 2008 se han emitido más de mil permisos para que comerciantes trabajen en calles de la capital.

El presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, admitió que en los últimos meses se ha visto un incremento en el número de vendedores en la vía pública, también llamados ambulantes, en el Centro Histórico de la capital.

Señaló que esto se debe a la pérdida de empleos que no sólo ha sufrido la ciudad sino también el estado y país debido a las consecuencias económicas por la pandemia de la COVID-19.

Asimismo, afirmó que otra razón por el aumento de puestos semifijos en las principales calles de la capital oaxaqueña se debe a la presencia de una organización social.

“Esta organización bajo el pretexto de que han encarcelado a sus dirigentes por parte del gobierno del estado se ha estado conformando y son los que han puesto el desorden dentro del Centro Histórico”, subrayó.

Solicitó paciencia tanto a la ciudadanía como a las cámaras de comercio de la capital, ya que es un tema complicado y que incluso cobró la vida de un inspector en los meses pasados por querer poner orden en las calles de la capital.

Cabe recordar que aunque el acuerdo del 22 de octubre de 2008 pretendía aminorar el incremento de comercios en las calles del primer cuadro de la ciudad, donde está prohibido por el Plan Parcial del Centro Histórico, provocó que actualmente haya más de 2 mil comerciantes trabajando y comprando espacios en la ilegalidad.

Grupos detrás de la informalidad

De acuerdo con el municipio de Oaxaca de Juárez son más de 30 organizaciones y particulares quienes están al frente de estos comerciantes y que gracias a acuerdo políticos con administraciones pasadas tanto estatales como municipales han podido permanecer en estos lugares.

Además de que se estima que desde 2008 se han emitido alrededor de mil permisos para que los comerciantes pudieran trabajar en las calles de la capital; no obstante, en 2013 se violó el acuerdo otorgando permisos que actualmente no forman parte del padrón del municipio; esto quiere decir que también son puestos irregulares.

El último censo que se tiene es de 2019 en el que aparecen alrededor de mil 700 comerciantes pertenecientes a las 9 organizaciones sociales, pero no se tienen contabilizados los irregulares.

Hasta antes de la pandemia por la COVID-19 se estimaban alrededor de 5 mil puestos semifijos en el Centro Histórico, por lo que se desconoce cuántos se hayan instalado durante el último año.

 

2,000

Comerciantes estarían trabajando en la ilegalidad, en Oaxaca.

 

30

Organizaciones y particulares están al frente del comercio ilegal.