Se declararía culpable Emma Coronel por actividades del narco y de ayudar a fugarse a “El Chapo”

Para disminuir su condena en EU
El ComentarioEl Comentario

Se prevé que Coronel, de 31 años, comparezca el jueves por la mañana en el Tribunal Federal de Distrito en Washington para declararse culpable.

Trascendió que personas cercanas a Emma Coronel Aispuro, la esposa de El Chapo Guzmán, refieren que ésta se declarará culpable en la presente semana de los cargos de ayudar a su esposo a administrar su imperio multimillonario y luego, después de uno de sus arrestos, escapar de una prisión mexicana de alta seguridad.

Cabe mencionar que en el cargo inicial de conspiración que le imputaron, Coronel enfrentaba de 10 años a cadena perpetua. Pero según su acuerdo con el Gobierno, será designada como “participante mínima” en la conspiración y probablemente sea sentenciada a mucho menos años de prisión.

Se prevé que Coronel, de 31 años, comparezca el jueves por la mañana en el Tribunal Federal de Distrito en Washington para declararse culpable. Fue detenida en febrero en el Aeropuerto Internacional Dulles, cerca de Washington, luego de una investigación de casi 2 años por parte de agentes del orden de Estados Unidos sobre su papel como cómplice de su esposo, cuyo verdadero nombre es Joaquín Guzmán Loera, conocido capo mexicano.

Es importante recordar que Guzmán, excolíder del cartel de la droga de Sinaloa, fue condenado en 2019 en un juicio federal en Brooklyn y ahora cumple cadena perpetua en el llamado Supermax en Colorado, la prisión federal más segura del vecino país del norte .

Coronel permaneció libre incluso después de que un jurado lo declaró culpable, viajando entre Estados Unidos y México hasta que fue detenida.

Una vez puesta bajo custodia por el FBI, hubo una intensa especulación sobre si Coronel, quien tiene doble nacionalidad estadounidense y mexicana, buscaría ofrecer al Gobierno información sobre los aliados, parientes y socios comerciales de su esposo a cambio de una sentencia más leve. Pero su acuerdo de culpabilidad con los fiscales en Washington no le exige cooperar con las autoridades estadounidenses, dijo la persona familiarizada con la investigación..

En tanto, los fiscales en el juicio de su esposo ofrecieron pruebas sustanciales de que ella, como muchas de sus amantes, estaba profundamente inmiscuida en su actividad criminal, y a menudo lo ayudaba a enviar mensajes a su propia madre, Inés Coronel Barreras, quien se desempeñó como una de las principales lugartenientes de Guzmán antes de su arresto en México en 2013.

A su vez, otros mensajes presentados en el juicio mostraron que Coronel estuvo íntimamente involucrada en ayudar a Guzmán a evadir la captura por parte de las autoridades estadounidenses y mexicanas después de una redada fallida en 2012 en la ciudad turística mexicana de Cabo San Lucas. En algunos de los mensajes, Guzmán le escribió describiéndole cómo había huido de su villa frente al mar justo a tiempo cuando el grupo de asalto irrumpió por la puerta de una casa cercana.