Aprendizaje fortuito

LECTURAS PARA LA VIDA

Llamó mi atención encontrar que la mariposa nocturna ha sido motivo de inspiración para algunos directores o productores de cine, como Luis Buñuel en el cine español en su película "El perro andaluz", al igual que Jonathan Demme, director de cine, productor y guionista estadounidense, en la película "El silencio de los inocentes".

Respecto a los escarabajos, en la literatura existen ejemplos innumerables; algunos que me vienen a la mente son una leyenda maya de Yucatán: la historia de amor entre la princesa Cuzán y el plebeyo Chalpol; Edgar Allan Poe, escritor y poeta de Boston, Estados Unidos, se inspiró en los escarabajos para realizar un cuento llamado "El Escarabajo de Oro".

Vuelvo al motivo inicial de mi relato, no supe qué ave o insecto exactamente fue el que esa noche hizo tales emisiones o si fueron dos que coincidieron. Calmé mi inquietud y esta breve indagación me sirvió para pensar que a veces nos dejamos llevar por lo que la colectividad dice; generalizar sobre alguna situación o determinado fenómeno, puede ser erróneo, puede llevar a acciones equivocadas, ante lo cual sería mejor detenerse a buscar información o la fuente de donde proviene un rumor, noticia o este caso un “mal augurio o presagio”.

Sin quererlo, este conocimiento casual hizo darme cuenta de la importancia de estos pequeños animalitos para el buen funcionamiento del ecosistema, porque parece ser que pasan desapercibidos en nuestra vida. Algunas páginas manejan términos como espeluznante o macabro, lo cual puede generar un efecto negativo de las personas hacia la especie mencionada. Esto ejemplifica cómo aquello que parte de la mirada o sentir del autor puede influir en quien lee y generar miedo u otras sensaciones en este caso asociadas al aspecto físico; sin embargo, es aquí donde invito a indagar y ampliar la información, para generar un cambio en la perspectiva, la idea y poder admirar las particulares maravillas de la naturaleza.

[email protected]