Mariano Mociño, biólogo mexicano olvidado por la historia

En el año 2020 se cumplieron 200 años de la muerte del biólogo Mariano Mociño, por parte del Seminario de Cultura Mexicana, corresponsalía Barcelona, con la colaboración de Mexcat y Casa México le quiere rendir un homenaje a este celebre científico mexicano.

El 4 de mayo se hizo la entrega del retrato hecho por el talentoso pintor José Manuel Montes, artista radicado en Barcelona, España, del célebre Mariano Mociño al Real Círculo Artístico de Barcelona, donde su presidente Joshep Félix se comprometió a salvaguardar el retrato en este reconocido recinto de Barcelona, en reconocimiento por la contribución a la ciencia, botánica y medicina.

Como se dio a conocer en conferencia por el escritor Albert Torras, sobre la vida y obra del notable científico mexicano, olvidado por la historia en México: “Mucho se ha escrito acerca de lo que significa ser mexicano; figuras tan destacadas como Octavio Paz, han elaborado profundas reflexiones sobre este asunto, el cual hasta donde yo entiendo, sigue siendo un problema no resuelto.

"Es justo reconocer como mexicanos a personajes como Sor Juana Inés de la Cruz, Juan Ruiz de Alarcón y José Joaquín Fernández de Lizardi, pues aunque fueron súbditos de la corona española y murieron antes de que México fuera una nación independiente, contribuyeron a dar forma a nuestra identidad nacional.

"Sin embargo, los científicos novohispanos no han merecido la misma suerte, aunque los científicos novohispanos fueron muy pocos y no fueron capaces de crear una tradición científica emocional que perdurara hasta nuestros días, no merecen (en mi opinión) el olvido en que los tenemos: José Antonio de Alzate y Carlos de Sigüenza y Góngora, por citar solo un par.

"El biólogo Mariano Mociño nació de padres españoles en el pueblo de Temascaltepec en 1757; en 1774 ingresó al Seminario Tridentino en la Ciudad de México. Se recibió en Teología Escolástica y Ética a la edad de 20 años y se casó con doña Rita Rivera y Melo Montaño en 1778.

"Posteriormente se mudó a Oaxaca por siete años para enseñar en el Seminario local; regresó a la ciudad de México para concluir sus estudios de Medicina en la Real Universidad Pontificia; simultáneamente estudió Matemáticas en la Real Academia de San Carlos.

"Mociño sobresalió en todos los campos. Obtuvo el grado de doctor en Medicina en 1787 y después ingresó al Real Jardín Botánico, donde fue el mejor estudiante; junto con su compañero José Maldonado recolectó y nombró cientos de especies de plantas para Martín Sessé, director de la Real Expedición Botánica de la Nueva España entre 1787 y 1803, en la que se ganaron casi mil géneros nuevos y más de 1300 especies del continente, lo que constituye una de las hazañas científicas más importantes del siglo 18”.

Así nos cuenta parte de la historia el escritor Albert Torras, de este personaje mexicano, que convivió con la sociedad oaxaqueña durante siete años y que dejó un gran legado para el mundo; esta es una gran historia que todos debemos saber, y que de acuerdo a un boletín investigado por el artista plástico José Manuel Montes, existe un proyecto con fecha de 1897, en el que el botánico avecinado en Oaxaca Cassiano Conzatti, de origen italiano, propuso crear un jardín bajo el nombre de Mociño.

Gracias Mariano Mociño y gracias José Manuel Montes por darle rostro a este personaje olvidado por la historia.

"El biólogo Mariano Mociño convivió con la sociedad oaxaqueña durante siete años y dejó un gran legado para el mundo, que todos debemos conocer".