"Estamos vigilados por todos lados": exponen ciudadanos de Nicaragua

MANAGUA, Nicaragua.- En medio de un creciente llamado a las protestas contra el presidente Daniel Ortega, hay quienes señalan que no existen las condiciones con un "Gobierno que está vuelto loco y dispuesto a hacer lo que sea por mantenerse en el poder".

"En los barrios funciona un sistema de vigilancia, estamos vigilados por todos lados, hasta por las redes sociales, y eso significa que una dictadura está observando, (....afectando) tu derecho de protestar, y así ataca a medios de comunicación, periodistas y población, se ensaña en los pobres", explicó a REFORMA un profesor universitario en Nicaragua, quien prefirió no dar su nombre por cuestiones de seguridad.

"Estamos en estado policial, no se puede nada aquí, ni siquiera hacer una marcha gay, por ejemplo, una marcha feminista nunca, esos son los enemigos numero 1 del Gobierno, eso jamás, las mujeres nada, no pueden protestar, nadie puede hacer nada, solo ellos".

Si bien Estados Unidos ha impuesto sanciones contra Ortega, la Vicepresidenta y Primera Dama, Rosario Murillo, sus hijos y otros de sus altos funcionarios, algunos sectores sostienen que es necesario incrementar aún más la presión internacional para darle una salida a la crisis democrática en el país.

"Yo creo que la presión internacional tiene que ser mucho más grande, porque estamos ante un Gobierno que tiene todos los Ministerios, desde el Electoral al Judicial, en sus manos; no hay manera en cómo un ciudadano de a pie pueda cambiar o influir o tratar de que exista justicia o unas elecciones libres. Lo veo muy muy difícil", apuntó en entrevista un nicaragüense en el exilio, quien tuvo que dejar su país tras las protestas de 2018 y quien prefiere no dar su nombre por temor a represalias contra su familia.

"Van a ser unas elecciones donde va a haber muertes, violencia, nepotismo y donde ellos van a salir reelegidos otra vez y el pueblo dividido".

 "No se lo deseo a nadie"

A decir del nicaragüense, es importante que la ciudadanía radicalice sus acciones, incluso quienes no están dentro del país.

"Que cada uno de los que estamos afuera pidamos ayuda a todos los Gobiernos, porque realmente lo que estamos viviendo allá es horrible, no se lo deseo a nadie (.). Este Gobierno ha sido asesino, déspota e inhumano".

Ayer, luego de la detención el miércoles de Cristiana Chamorro, la principal rival política de Ortega, precandidatos opositores y familiares de presos políticos y de las víctimas de las manifestaciones de 2018 convocaron a protestar contra "la dictadura".