Compra Amazon estudios MGM por 8.45 mil millones de dólares

Amazon ha adquirido MGM Studios por 8.45 mil millones de dólares. El legendario estudio de cine "del león" ahora es propiedad de Amazon, con todo su amplio catálogo de contenido, que incluye franquicias populares del cine clásico como James Bond, Rocky, Robocop y hasta La Pantera Rosa.


Esta se posiciona como la segunda más grande transacción de Amazon, solo después de la adquisición de Whole Foods en 2017, la cual se concretó por 13.7 mil millones de dólares.


Amazon se pone muy serio en la competencia del streaming


Amazon ha anunciado la firma de un convenio con MGM para la adquisición de Metro-Goldwyn-Mayer Studios, lo que incluye su amplio catálogo de más de 4,000 películas, entre los que se encuentran populares franquicias como James Bond, Rocky, Robocop, Tomb Raider, La Pantera Rosa, y más de 17,000 shows y series, entre las más conocidas 'El cuento de la criada' (The handmaid's tale) y 'Vikingos'.


Esta compra marca el movimiento más importante y ambicioso de Amazon para potenciar su presencia en la industria del entretenimiento. Según Amazon, espera aprovechar el enorme catálogo de MGM Studios y sus casi 100 años de experiencia cinematográfica para reforzar Amazon Studios y complementar los logros que su estudio ya ha alcanzado.

 

Este es una poderosa estrategia que apunta a una más-fiera-aún competencia de Amazon en el mercado del streaming, en el cual Netflix domina, pero que en poco tiempo ha visto llegar mucho más competencia de otras plataformas de distintas compañías y firmas con amplios catálogos, ya sea licenciados o de propia producción.


Y es justo este el detalle importante en la adquisición de MGM Studios por parte de Amazon, ya que además de añadir su amplio catálogo a su plataforma Prime Video, también espera "aprovechar el talentoso equipo de MGM" para la producción de contenido original y "contar historias de alta calidad", según Mike Hopkins, vice presidente de Prime Video y Amazon Studios.


Si creíamos que la competencia del streaming ya era muy agresiva, con este movimiento nos damos cuenta de que aún hay muchas maneras en que las empresas y plataformas pueden hacerlo aún mejor.