Hasta en 50 mil pesos se puede vender una antigua moneda mexicana

Expertos en monedas y dueños de tiendas numismáticas, en una entrevista para Infobae México, hablaron sobre las características que debe de tener un ejemplar para adquirir más valor.


De acuerdo con David Escobedo, quien cuenta con más de 40 años en el medio, afirmó que uno de los elementos más importantes tiene que ver con la emisión, es decir, entre más escasas sean mayor valor adquieren, pues además comenzaron a circular hace años.


“La moneda no vale por la antigüedad sino por la emisión, mientras más corta sea la emisión más valor adquiere”, destacó.


Moneda de un peso Morelos, pero de 1969 se puede vender en el mercado desde 15,000 pesos hasta 50,000, ya que son muy escasas.


En el reverso del ejemplar luce este líder de la historia, José María Morelos y Pavón de perfil izquierdo y la leyenda “Un peso”.


Mientras que en su anverso trae plasmado el tradicional escudo nacional del águila devorando a una serpiente y la leyenda “Estados Unidos Mexicanos”.


Se trata de una pieza de plata ley 100 y muy escasa, pues de ese año (1969) hay muy pocas, ya que esa misma moneda comenzó a circular de 1970 a 1983, pero en otro material. Lo que sucedió es que el gobierno autorizó que se cambiara su acuñación, por lo que en el periodo de transición de 1969 a 1970 se autorizó la modificación y se hicieron de níquel.


Por su parte, otro de los expertos, quien no quiso dar su nombre, pero tiene su tienda en Coyoacán, enlistó algunas de las características que hay que tomar en cuenta para que las monedas adquieran mayor valor.


¿Cómo saber si valen más?


*Que sean escasas. El año de emisión será la clave para poder venderlas más caras.


*Que sean de plata. Sin embargo, se venden de acuerdo a la ley. El Banco de México (Banxico) maneja algunas de Ley 500, Ley 300 y Ley 100.


*Monedas conmemorativas plata. - En este caso serían aquellas que salen por alguna celebración especial, pues es la causa de que adquieran un valor numismático, en comparación con las que circulan actualmente.


*Sobre grabado. - Algunas piezas suelen adquirir mayor valor cuando se observa una fecha encima de la otra.


*Sin circular. - Existen ejemplares que se encuentran en buen estado y recién acuñadas de la Casa de la Moneda, motivo por el cual podría elevar un poco su valor.


*Una pieza diferente. - Un ejemplo de esta sería la moneda de 5 pesos del Bicentenario de la Independencia con la imagen de Francisco Primo de Verdad, mejor conocida como “la especial”, ya que no tiene dos puntos que llevan las demás en la parte de abajo de la moneda. De acuerdo con los especialistas, éstas ofrecerse hasta en 200 pesos, las demás siguen valiendo únicamente cinco pesos a pesar de ser conmemorativas.


*Más de una. - En el mercado se pueden vender ejemplares de níquel, cobre o bronce por kilo.


Es importante destacar que todos los precios variarán de acuerdo a su acuñación o al material con el que fueron realizadas. Sin embargo, para tener una mejor orientación se podrá visitar una de estas tiendas especiales de numismática que hay en el centro.


David Escobedo resaltó que muchas veces la gente tiene la esperanza de vender una moneda a precios estratosféricos, por ejemplo, la moneda que salió el año pasado de la gesta heroica de Veracruz, se ofrece hasta en más de 20,000 pesos en plataformas de comercio electrónico, pero la realidad es que eso es “un engaño”.


Existen papel moneda que se hicieron antes de la revolución (1900-1914) aproximadamente. Estos billetes sí podrían venderse de 40,000 hasta más de 50,000 pesos.


“Los abuelitos que si tengan los más antiguos. Los billetes caros de cualquier estado de la República un billete de 50 pesos que trae la imagen de Allende en 1800 por decir algo”, reiteró David.


Finalmente, el especialista explicó que existen billetes muy raros que igualmente pueden llegar a precios exorbitantes y sí los pagan. En ese caso, se recomienda acudir a una tienda de numismática donde se encontrarán libros con la exposición de los que más valen.


La fábrica de papel moneda de Banxico comenzó a operar en 1969 con los primeros billetes de fabricación nacional y con denominaciones como: 5, 10, 20, 50, 100, 500, 1,000, 2,000, 5,000, 50,000 y hasta 100,000.


Con el tiempo fueron saliendo del mercado algunas familias, es decir, dejaron de tener validez. Actualmente, las piezas vigentes en el país son las de la familia F, F1 y G.