'Los manitos' buscan imponer su propia ley dentro del cuadrilátero

Una pareja de luchadores que ha sobresalido por su rudeza y su entrega arriba del encordado, es la de Los Leopardos primero y segundo mejor conocidos como “Los Manitos”, los cuales quieren imponer su propia ley.

Con nueve años en el mundo del pancracio como Los Leopardos, pues antes de adoptar el que actualmente ostentan, les dieron vida a otros tres personajes, “actualmente muchos nos confunden porque nos parecemos demasiado en nuestro físico ya que somos hermanos, y que en la lucha libre hemos visto un deporte que nos ha dado muy buenos resultados y cosas buenas”.

Mencionaron que la pasión por la lucha libre la llevan en la sangre, ya que sus abuelos paterno y materno, fueron los luchadores “Rex Satán” y “Halcón Azul”, “nos nació ser luchadores, se saltó una generación, pero venimos demostrando que tenemos recursos y talento,  para ser unos buenos luchadores, con nuestros personajes que nos han dado muchas satisfacciones”.

Antes de la pandemia del COVID-19 estos luchadores enfrentaron a personajes como: Sansón, Cuatrero, Hijo de Máscara Año 2,000,  Rush, con quienes han tenido unas experiencias buenas, “porque poco a poco nos vamos dando más a conocer, y vamos aprendiendo más en cada uno de esos encuentros, y forjando bases en el ambiente luchístico”.

Aseguraron  que no tienen miedo a enfrentarse a luchadores que son hijos de grandes leyendas, “antes quizá, pero ahora no, ya que vimos que podemos sacar la casta a base de mucho ejercicio y preparación, y no debemos tener miedo a nada, porque simplemente, con la buena preparación y disposición de hacer bien las cosas, se logra todo”.

Su primera presentación juntos fue en la agencia de Dolores donde se enfrentaron a Bendecido y Crazy Star, “fue muy bonito porque todos pensaron que veníamos de la Ciudad de México, y no, pues resultamos siendo locales y les dimos la sorpresa de que somos orgullosamente oaxaqueños, pero esa lucha en verdad fue muy emocionante”.

“Nos gusta mucho la rudeza, como que se nos da mucho estar pegando, gritando y estar en el ambiente de donde está la gente gritando, eso es lo que nos emociona como rudos, meternos con el público, para que se desestrese, nos gusta que nos griten, que, el respetable se meta tanto en el papel de defender al técnico, es algo que nos da satisfacción”, indicaron.

Los Leopardos tienen una fuerte rivalidad con la nueva generación de los Dinamita, “tuvimos una lucha buena  en la inauguración de la Arena As de Diamantes; en la segunda lucha fue un mano a mano entre Leopardo Primero e Hijo de Universo2, 000 y estuvo increíble, y ahora tenemos el reto de que tenemos que ganar a toda costa, para la rivalidad de máscaras contra máscaras, ellos están muy grandotes, por lo que, no creemos que sea una lucha muy fácil, pero tenemos que dar lo mejor, para que Oaxaca esté muy alto”.

A lo largo de estos diez años de lucha tenaz y continua por ser parte de la constelación luchística del estado, se han presentado.

A lo largo de estos siete años, Los Leopardos han pisado todas las arenas de la ciudad capital y han viajado a diferentes partes del territorio estatal.

"Todas las arenas son muy buenas, esperamos que así como nos apoyan, lo hagan con los demás compañeros que vienen en este difícil camino de la lucha libre y a todos los luchadores de Oaxaca, porque hemos visto que no necesitamos luchadores de la Ciudad de México para dar un buen espectáculo”, concluyeron.