¿Sabes qué son los montachoques y cómo te pueden extorsionar?

Aquí te decimos
CuartoscuroCuartoscuro

Los sujetos suelen utilizar vehículos de gama alta o de lujo para amedrentar a las víctimas y obligarlas a pagar cantidades exageradas por el supuesto daño.

Automovilistas denuncian en redes sociales la proliferación de bandas de "montachoques" para extorsionar y robar a conductores.

Según las víctimas el modus operandi de estas bandas delictivas consiste en chocar su vehículo contra otro de manera intencional, para después exigir una cantidad de dinero en efectivo y resarcir el daño a través de amenazas.

Estos individuos suelen utilizar vehículos de gama alta o de lujo para amedrentar a las víctimas y obligarlas a pagar cantidades exageradas por el supuesto daño que en realidad ellos mismos ocasionan.

Mediante aplicaciones ubican especialmente a aquellos automóviles que no cuentan con seguro de daños a terceros, lo que los hace más vulnerables para llegar a un “arreglo” y negociar un pago. No obstante, al negarse la víctima, los cómplices amenazan con golpearlo y matarlo si no paga determinada cantidad de dinero.

Prevención

A continuación te daremos una serie de recomendaciones para evitar ser víctima de los "montachoques".

De acuerdo con el artículo 46 del Reglamente de Tránsito de Ciudad de México, es obligatorio que todos los vehículos motorizados cuenten con una póliza de seguro de responsabilidad civil vigente, además de ampliar la responsabilidad civil por daños a terceros, tanto en su persona y a su patrimonio. Cada entidad de la república suele tener legislaciones parecidas.

Ahora, en caso de tener un percance vial y si se sospecha que la otra parte involucrada actúa de forma inusual, agresiva o pide el apoyo a personas ajenas a un agente de seguros o las autoridades correspondientes, se recomienda a los conductores:

Orillar los vehículos en un lugar que no obstruya el tránsito.
Permanecer en calma y estar dentro del automóvil.
Luego de un incidente de tránsito, hacer de conocimiento al agente de seguros y proporcionarles la ubicación.
Si alguno de los involucrados presenta una actitud agresiva, de inmediato llamar al 911 o a las autoridades policiacas. 
No acceder a un acuerdo monetario por los posibles daños a los vehículos sin que esté presente personal de los seguros o alguna autoridad policial.
Verificar que la persona autorizada por la aseguradora cuente con una identificación, uniforme y documentos legales que los acredite como parte de la empresa.
Durante la verificación de daños, revisión de pólizas y demás trámites, el interesado debe estar presente.
En caso necesario, presentar la denuncia ante un agente del Ministerio Público o un Juez Cívico.

Si alguna de las partes no cuenta con seguro o simplemente no llegan a un acuerdo entre aseguradoras, los oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) deberán remitirlos ante un Juez Cívico, para la sanción administrativa o económica que corresponda.

Si alguno de los involucrados se encuentra bajo los influjos de alguna sustancia prohibida, alcohol o estupefacientes, inmediatamente serán puestos a disposición de un agente del Ministerio Público, quien determinará su situación legal.

Finalmente, si se es víctima de alguna de estas bandas de “montachoques” es necesario presentar la denuncia formal ante las autoridades ministeriales, quienes iniciarán las investigaciones correspondientes para detener a quienes cometen este tipo de delitos como robo y extorsión, con el fin de prevenir otros futuros.