Hallan criatura que se creía extinta hace 273 millones de años en el fondo del Océano Pacífico

Se les conoce como bestia bentónica
PublimetroPublimetro

Los llamados crinoideos tienen una relación previa con los corales que se remonta a la era Paleozoica.

Este martes se dio a conocer que un equipo de científicos dirigido por el paleontólogo Mikołaj Zapalski de la Universidad de Varsovia en Polonia, encontró una forma de vida al fondo del mar que se creía extinta hace 273 millones de años. Detalla Slash Gear que se trata de unas criaturas llamadas “fósiles vivientes”, algo así como unos corales no esqueléticos que se forman desde los tallos de algunos animales marinos a los que se les conoce como crinoideos o lirios marinos. 

El hallazgo publicado en Science Alert se hizo en el fondo del Océano Pacífico, en las costas de Honshu y Shikoku, en Japón. “Estos especímenes representan los primeros registros y exámenes detallados de una asociación sin vivo reciente de un crinoideo (huésped) y un hexacoral (epibionto)”, detallaron Zapalskiy su equipo.

Refirieron que “los análisis de estas asociaciones pueden arrojar nueva luz sobre nuestra comprensión de estas asociaciones paleozoicas comunes”.

Se informó que estos crinoideos tienen una relación previa con los corales que se remonta a la era Paleozoica. Dicha etapa de la Tierra es conocida como la era primaria, que comenzó hace unos 541 millones de años y terminó hace aproximadamente 252 millones de años. Los científicos explican que el registro fósil está lleno de información e innumerables ejemplos de corales que crecen demasiado en los tallos de crinoideos.

Abundan que estos corales y crinoideos trepaban por encima del fondo marino hacia la columna de agua. Después llegaban hasta las corrientes oceánicas más fuertes para alimentarse por filtración. Asimismo, las describen como bestias bentónicas. Y sostienen que desaparecieron del registro fósil hace unos 273 millones de años, aproximadamente.

El estudio refiere que otras especies de crinoideos y corales surgieron después, durante el Mesozoico (era de los dinosaurios), pero nunca había sido vista en una relación simbiótica entre ambos, hasta ahora con el estudio y hallazgo de los científicos japoneses y polacos. Puesto que, a unos 100 metros de profundidad, en las cosas mencionadas el Pacífico, encontraron el mismo comportamiento entre corales y una estructura no esquelética que se junta con ellos.

Science Alert indica que el equipo científico empleó por primera vez la microscopía estereoscópica para observar y tomar las muestras en imágenes.

Luego usaron la microtomografía no destructiva con la que lograron escanear las muestras para revelar las estructuras interiores. Además de los códigos de barras de ADN con las que finalmente identifican a la especie.

Por último, señalan que el número de muestras con el que cuentan es realmente reducido. Sin embargo, ya conocen que la especie se encuentra presente y está identificada para ser sometida a estudios posteriores.