Vive mujer en la zozobra tras denunciar a su marido por violencia; se han negado a judicializar el caso

El agente del Ministerio Público de Asunción Nochixtlán no judicializa la denuncia de una mujer desde hace un año.

Una mujer que tuvo el valor de denunciar a su esposo por el delito de violencia familiar y otros delitos al ser víctimas de golpes y acoso en su trabajo vive en zozobra por la negligencia del agente del Ministerio Público de Asunción Nochixtlán que a un año con tres meses se ha negado a judicializar el caso ante el juez al indicar que “tiene mucho trabajo”.

En la carpeta de investigación 586/FMIX/NOCHIXTLÁN/2020, se encuentran los relatos de la mujer M.M.M., al denunciar y volver a declarar en ampliaciones de declaraciones las agresiones que sufre por parte de su esposo, Manolo G.R.M., al seguirla a su trabajo, acosarla y tratar de volver agredirla, mientras el caso permanece en espera por “el intento trabajo”.

En su relato precisa que ha esperado un año y ahora, le dijeron que no podían atenderla porque estaban “buscando a una persona muy importante”.

El lunes 12 de abril del año el presunto agresor fue al centro de trabajo de la víctima, no respetando la medida de restricción dictada en favor de la dama el 26 de marzo del año 2021.

Por ello, la mujer pidió apoyo de los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones de Asunción Nochixtlán, ya que temía por su vida, por lo cual acudieron los policías, detuvieron a Manolo, pero el agente del Ministerio Público no le decretó su retención y lo dejó en libertad.

El agente del Ministerio Público, Rey Velasco Carranza, soportó la prepotencia del agresor al negarse a firmar la medida de restricción y al decir que nadie le podía hacer nada, se retiró del lugar.

Casi llorando, la mujer le dio al fiscal que lo llevaran ante el juez, que ya había aportado todos los elementos de prueba, pero no le hicieron caso, aun cuando sus hijos están en riesgo.

La mujer precisó que con el apoyo de personal jurídico revisaron la carpeta y no está glosadas y el 21 de abril pidieron al fiscal judicializar el caso, lo cual no ha ocurrido, ya que no hay acuerdo.

“Las medidas dictadas son ineficaces, los fiscales no hacen su trabajo, los elementos de la agencia si no se les da “incentivos”  o no se quejan con sus superiores no realizan al menos en este caso trabajo de investigación, y la Policía Municipal a quien le encomendaron la vigilancia domiciliaria, llega cuando el agresor huye pero no lo siguen solamente dicen que van a levantar el reporte”, dijo la ofendida.

La mujer y sus tres hijos están en riesgo, ya que por su seguridad se cambió a trabajar a otra tienda departamental, pero a la misma ha llegado el imputado para vigilarla.

A través de redes sociales ha pedido el apoyo del personal de la vicefiscalía para quejarse del agente del Ministerio Público y la respuesta es la misma, que van a tomar conocimiento y cuando manda mensaje de wahtsapp al número 951 162 40 83 habilitado para estos casos, la respuesta es la misma, “Personal de la Vice fiscalía Regional de la Mixteca se pondrá en contacto con, espere.” La denuncia fue presentada en febrero del 2020 y el caso no es judicializado y “creo esperan que me maten para proceder en contra de mi agresor”, externó.