Sargazo se cuadriplicará en el Caribe mexicano entre mayo y junio, advierten expertos

Prolifera a velocidad de vértigo
VanguardiaVanguardia

En Cancún se han recolectado en lo que va del año dos mil 392 toneladas del material

Expertos alertan que el mar Caribe padecerá de un incremento de sargazo este mayo y junio sin que México esté preparado para hacer frente a la llegada masiva de esta especie.

A su vez, Esteban Amaro, encargado de la Red de Monitoreo del Sargazo Cancún, da seguimiento al comportamiento de la macroalga en las costas del estado de Quintana Roo y explica que este abril reportaron que en 26 de casi 80 puntos estudiados hay una presencia “abundante” de la planta.

Explicó que sus investigaciones coinciden con un reciente informe de la Universidad del Sur de Florida que identifica que la superficie de la mancha de sargazo que se mantiene a flote en el océano Atlántico, próxima al Caribe, alcanzó en abril los 1.036 kilómetros cuadrados, respectivamente.

Dijo que esto se traduce en un aumento de 333 por ciento en comparación con el mes previo, de acuerdo con el último reporte de esta institución académica, llevada a cabo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Tambien indicó que la tendencia al alza se mantendrá en los próximos meses y afectará de manera particular al Caribe mexicano.

No obstante, todavía queda lejos de la cifra récord registrada en 2018 cuando llegó hasta los dos mil 800 kilómetros cuadrados, una cantidad de sargazo nunca antes vista en playas del país.

Expertos refieren que cada año desde 2015 la superficie comienza a crecer de manera acelerada en abril y alcanza su máxima extensión entre mayo y agosto, para luego casi desaparecer en invierno.

El centro académico ha advertido que en los próximos meses probablemente se generará más sargazo, tanto en el este como en el oeste del mar Caribe, incluso, en el Golfo de México.

Cabe mencionar que hasta el momento no se conocen las causas de su comportamiento y de su irrupción reciente en la región y sólo se sabe que se origina en los mares de África, desde donde las corrientes lo transportan a las costas de Brasil y, finalmente, al Caribe, y que se reproduce a velocidad de vértigo en lugares ricos en nutrientes.