Piden diputados la no intervención de sindicatos en basificación de trabajadores

Diputados de la 64 Legislatura estatal exhortaron al secretario de salud federal,  Jorge Carlos Alcocer Varela, para que al momento de emitir los Lineamientos para el proceso de basificación del personal de salud, considere lo siguiente: que la coordinación sea por conducto de los titulares de las secretarías de salud de las entidades federativas, y no a través de los sindicatos de trabajadores de dicho sector; que se tome en cuenta la antigüedad y capacitación o actualización de los médicos generales; así como que se tome en cuenta la antigüedad de aquellos médicos especialistas que han hecho su residencia en hospitales de la Secretaría de Salud y su desempeño.

Los legisladores Fredie Delfín Avendaño, Ericel Gómez Nucamendi, Emilio Joaquín García Aguilar, Gustavo Díaz Sánchez, César Enrique Morales Niño, Saúl Rubén Díaz Bautista, Ángel Domínguez Escobar, Inés Leal Peláez, Timoteo Vásquez Cruz, Magaly López Domínguez, Alejandro López Bravo y Rocío Machuca Rojas, solicitaron además que no se pondere ser familiar de trabajadores sindicalizados.

También exhortaron al titular de la Secretaría de Salud y Director General de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, para que al momento de seguir pagando el “Bono COVID”, en realidad se beneficie a los trabajadores que han estado en primera línea de atención a pacientes portadores de la enfermedad generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19).

En la proposición con punto de acuerdo presentado ante la Comisión Permanente, se establece que durante la pandemia del coronavirus, el personal médico y de enfermería ha constituido la primera línea de atención contra el COVID-19, en este sentido, cabe precisar que en México, hay 566 mil 875 trabajadores de la salud, de los cuales 228 mil 157 se han contagiado de COVID-19, de los cuales 69.1 por ciento son mujeres. Además, se han registrado 3 mil 471 defunciones en el personal de salud de acuerdo a las cifras reportadas por la Secretaría de Salud federal.

Subraya que para los sistemas de salud, el déficit de trabajadores de la salud es uno de los principales obstáculos para prestar servicios eficaces y esenciales en prevención, atención de urgencias e intervenciones de atención clínica. En México, del 2012 al 2019, el número de médicos y enfermeras por cada mil habitantes se redujo de 2.2 a 2.0 y de 2.6 a 2.4 respetivamente. Estos indicadores en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en promedio, son 1.7 y 3.8 veces superiores a los indicadores en México.

Recuerda que el año 2021 ha sido designado como el Año Internacional de los Trabajadores Sanitarios y Asistencialistas con el propósito de invertir más en la formación y el empleo de los trabajadores de la salud, en este sentido, cabe recordar que desde el 30 de marzo del 2020 el Consejo de Salubridad del Gobierno de la República publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación, mediante el cual se declaró como emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, a la pandemia de enfermedad generada por el virus COVID-19, la cual hasta estos momentos sigue cobrando vidas de muchas personas, no solo en nuestro estado, sino en el mundo entero.