Piden en Huajuapan seguir con medidas preventivas, en dos semanas no se han presentado casos de COVID

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- El director de Salud de Huajuapan, Alberto Oscar Antonio Vieyra, informó que se cumplieron dos semanas de que el Sector Salud no ha notificado nuevos casos de COVID-19; sin embargo, advirtió que las estadísticas podrían cambiar en cualquier momento.

Recalcó que los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) dejaron de aplicar pruebas de COVID-19 a la población en general, ya que ahora son las clínicas del servicio público las que aplican estas pruebas para determinar si el paciente es positivo a esta enfermedad.

El médico recomendó que en el caso de que un pacientes comience a tener síntomas de esta enfermedad, debe acudir con los especialistas para poder ser atendido y que se le aplique la prueba correspondiente, por lo que señaló que toda la población debe seguir tomando en cuenta las medidas correspondientes, como son el uso obligatorio de cubrebocas cada que salga a la calle, así como mantener la sana distancia  y evitar saludar de mano, beso o abrazos.

Dijo que se han conocido muchos países en diferentes partes del mundo que ya no registraban casos y relajaron sus medidas, por eso la petición está en el sentido de no bajar la guardia, ya que las estadísticas podrían cambiar en menos de 24 horas.

 Comentó que no es el momento para que las personas regresen a sus actividades que tenían antes de la pandemia, ya que la situación nunca volverá a ser la misma, pues en Oaxaca fue confirmada una nueva cepa de COVID-19, por lo que se deben de seguir tomando en cuenta todas las recomendaciones ya conocidas, sobre todo a la población que viaja de manera periódica hacia la ciudad de Oaxaca y que son muchos en Huajuapan de León.

Añadió que “a nivel nacional se nos ha informado que a pesar de que se vacune a los adultos mayores, estos deben seguir usando cubrebocas y mantener la sana distancia cada vez que tengan que salir, porque son imprescindibles estos elementos en nuestra vida”.

Dijo que un ejemplo en el mundo es lo que sucede en Estados Unidos, donde el gobierno ya vacunó al 80 por ciento de la población y a pesar de esta acción, el uso de cubrebocas sigue siendo obligatorio.