Llamado a seminaristas no fue por enojo, aclara Arzobispo de Oaxaca

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, aclaró que su reciente llamado a los seminaristas a no ser desordenados en su vida fue únicamente para corregir su formación, más no por algún enojo personal.

“Me han preguntado por qué estaba enojado, no estaba enojado, solamente estaba diciendo que si hay cosas por corregir, hay que corregirlas”, asentó el prelado.

El pastor de la Iglesia Católica en Oaxaca sostuvo que quienes son padres de familia conocen el comportamiento de sus hijos en la casa, pero no en la escuela o en la calle.

“No saben cómo se comportan afuera. Los maestros lo saben y cuando les platican a los papás, dicen ‘está difamando a mi hijo’, porque no saben cómo es en la escuela o en la calle”, anotó.

Expuso que esta misma situación sucede con los seminaristas, porque al estar frente al sacerdote asumen un comportamiento, pero cuando no están, se portan de manera distinta.

“De ellos depende corregir lo que tengan que corregir”, añadió.

Por esto, subrayó que convocó a los seminaristas a vivir toda su etapa de preparación bien formados.

“Los queremos bien formados, no deformados, para que tengan toda la claridad de cómo ser un sacerdote. Eso es lo que les dije, pero seguramente lo hice con mucha fuerza”, anotó.

Además, destacó que en su llamado no estudió gestos ni ademanes porque no prepara nada previamente.

“Todo lo que digo no está estudiado, los tonos de voz así me salen, no me puse a pensar: voy a llamar la atención a mis seminaristas. Al momento así salió todo eso”, señaló.

Ante ello, Vázquez Villalobos pidió a los católicos rezar al Señor por los seminaristas y sus formadores, así como para que existan más vocaciones al sacerdocio.

“Se los dejo de tarea”, terminó.