Aplican segundas dosis de AstraZeneca en 31 municipios de Oaxaca

Emilio Morales Emilio Morales

“¡Por otros cien años más, abuelito”, expresó Anahí en el oído de su abuelo Julio Pascual Cruz Andrés cuando la aguja con la segunda dosis anti COVID de AstraZeneca penetró el brazo izquierdo de un hombre que ha vivido 96 años.

Julio Pascual, con un caminar lento que ayuda con dos bastones, llegó al auditorio comunitario de San Bartolo Coyotepec del brazo de su nieta Anahí, quien consideró que llevarlo a vacunar es una manera de garantizar que siga vivo otros cinco o diez años más.

El presidente municipal de San Bartolo, Pablo Cruz Pacheco, admitió que entre las mil 100 personas que esperaban su segunda dosis había inquietud por la espera que se prolongó nueve semanas.

“Había demasiada preocupación porque mi gente decía que a lo mejor era demasiado tarde, que el efecto de la vacuna ya había pasado”, pero al investigar identificaron que se pueden esperar hasta 84 días para el refuerzo. 

Junto con San Agustín de las Juntas y Tlalixtac de Cabrera, San Bartolo Coyotepec fue ayer de los tres municipios de Valles Centrales que aplicaron alrededor de 2 mil 700 segundas dosis de AstraZeneca, nueve semanas después de que recibieron la primera.

En todos los municipios la diferencia con la primera aplicación fue marcada.

La organización mejoró, las personas mayores de 60 años no se enfrentaron a largas filas y el proceso fue más ágil.

A la par, 28 municipios de la Sierra Cuicateca, como San Pedro Sochiápam, Santa María Pápalo y San Juan Bautista Cuicatlán, comenzaron a aplicar la segunda dosis de AstraZeneca, once semanas después de la primera que significó el arranque de esta fase en Oaxaca.

Para este miércoles se tiene contemplado que las brigadas Correcaminos apliquen también segundas dosis en otros 37 municipios de la Sierra Mazateca, como San José Tenango, San Lucas Zoquiápam o Unión Hidalgo.

La meta es completar las casi 31 mil 300 dosis aplicadas de AstraZeneca entre el 15 de febrero y el 3 de marzo.