31 aspirantes han sido asesinados durante el actual proceso electoral en 20 estados de México

CIUDAD DE MÉXICO.- Al menos 79 políticos, de los cuales 31 eran aspirantes o candidatos, han sido asesinados durante el actual proceso electoral en 20 estados diferentes, registró la Consultora "Etellekt".

 En su 'Cuarto Informe de Violencia Política', "Etellekt" consideró a los políticos que fueron víctimas de homicidio doloso, desde septiembre de 2020 hasta el 30 de abril pasado, en Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Guanajuato, Morelos, Baja California, Edomex, Michoacán, Zacatecas, Jalisco y Puebla.

 Asimismo, a los que fueron asesinados en Sinaloa, Chiapas, Quintana Roo, Tamaulipas, Tabasco, Chihuahua, San Luis Potosí, Nuevo León e Hidalgo.

 "La tendencia de ataques letales contra candidatos se ha estabilizado durante el mes de abril, al registrarse 3 víctimas mortales, un descenso del 70 por ciento en relación a los 19 aspirantes y candidatos que perdieron la vida en atentados durante marzo", se especificó en el reporte.

 "Sobre los posibles móviles, sólo en 4 de los 31 casos se presume la presunta responsabilidad de grupos de la delincuencia organizada, sin existir aún confirmación sobre su autoría intelectual o material, en otros dos casos el móvil está relacionado con asaltos, un homicidio más fue cometido por asuntos de tipo personal y se registra también un feminicidio en contra de una candidata a regidora".

 Se detalló que de los 31 aspirantes asesinados, 25 pretendían postularse para puestos municipales, y el 85 por ciento de éstos eran pertenecientes a partidos opositores a los Alcaldes en turno.

 "Los 3 aspirantes y candidatos que se postulaban por diputaciones estatales pertenecían a partidos opositores a sus respectivos gobernadores, y los dos aspirantes a diputaciones federales, estaban afiliados a partidos opositores al gobierno federal", se añadió.

 Hasta el momento, la consultora enlista a Veracruz como la Entidad con más asesinatos de políticos, con 14 víctimas; seguido de Oaxaca, con 10; Guerrero, con ocho; Guanajuato, con 5, y Baja California, también con cinco víctimas.