Turistas ejercen el "home office" en Puerto Escondido por la tranquilidad que ofrece

PUERTO ESCONDIDO, San Pedro Mixtepec, Oaxaca.- Desde finales de marzo, Monserrat cambió su residencia en el Estado de México por las playas de Oaxaca, eligiendo este destino turístico para hacer teletrabajo u home office.

Señala que se decidió por ese lugar debido a la tranquilidad que ofrece; no obstante, se encontró con una localidad llena de extranjeros que también han escogido Puerto Escondido para trabajar y pasar la pandemia por la COVID-19.

“Decidí que fuera Puerto Escondido porque es un lugar tranquilo, barato y no tan turístico como otros lugares que también tienen playa; había tenido conocidos que se fueron a destinos más concurridos y las experiencias no eran tan buenas”, detalla.

De acuerdo con las páginas de viajes, la tendencia hotelera del 2021 será el “hotel office”, un servicio que ofrecen los hoteles y hostales para trabajadores en todo el mundo, quienes a pesar de seguir en confinamiento, pueden realizarlo en otros destinos turísticos y pagar habitaciones por día, semanas o meses como fue el caso de Monse.

Monserrat Díaz, quien trabaja en el área de Marketing Digital en una empresa de la Ciudad de México, comparte que consiguió una habitación que pagó por un mes, además de un lugar con buen internet para poder trabajar y conectarse a las juntas virtuales que hace con sus demás compañeros de trabajo.

 

80 por ciento son extranjeros

La profesionista relata que al buscar opciones de hospedaje, encontró un lugar en el que podía pagar por mes por una habitación-estudio que le incluía todos los servicios, además de poder usar la cocina.

Señala que al llegar a este lugar, ya había alrededor de cinco huéspedes, en su mayoría extranjeros, quienes ya llevaban más de tres meses viviendo en ese lugar y lo mismo sucedió en el sitio llamado “coworking”, donde las personas pagan por un espacio para ir a trabajar.

Afirma que un 80 por ciento de las personas que ha visto durante su estancia son extranjeros, quienes tienen la posibilidad de trabajar lejos de sus lugares de origen y que no tienen que asistir diariamente a una oficina.

“En el coworking hay mucho extranjero que se dedica en su mayoría a marketing digital, aunque también hay diseñadores, programadores de páginas web y hasta un profesor, el cual era mexicano”, abunda.

Lo bueno y lo malo

Monse comparte que ha platicado con las personas locales de Puerto Escondido, quienes le han afirmado que han podido reactivar la economía gracias a los visitantes que han escogido este lugar para trabajar.

Sin embargo, la alta popularidad que está teniendo el puerto, ha provocado que las rentas y algunos servicios incrementen sus precios, además de que hay muchas personas foráneas a las que se están beneficiando.

“La dueña del lugar donde me estoy hospedando dijo que estaría bien si el dinero fuera para ellos, pero hay mucha gente extranjera que subrrenta, como el caso de los Airbnb (plataforma de renta de casas o departamentos) y ahora los locales deben competir con los precios”, lamenta.

Además de esto, la visitante comenta que aunque el puerto se caracteriza por no ser muy turístico, ha habido una alta demanda de alojamientos, por lo que a las personas de la localidad no les gustaría que se convirtiera en Tulum o Cancún.

La visitante lamenta que sean precisamente los turistas los que están relajando las medidas en Puerto Escondido, pues por lo que ha visto, son los que no utilizan el cubrebocas.

“Entras a un restaurante, ves a la gente de aquí y todos usan cubrebocas; pero los turistas, principalmente los extranjeros, van por la calle sin utilizarlos y relajando las medidas en espacios cerrados y públicos”, señala.

¿Qué es el hotel office?

Para sobrevivir a la crisis de COVID-19, la industria hotelera en el mundo ha puesto en marcha un nuevo servicio para que sus habitaciones se conviertan en oficinas temporales para trabajar desde casa.

Por un día, semanas o hasta meses, los impulsores del denominado “hotel office” ofrecen diferentes paquetes con servicios adicionales como acceso a gimnasio, restaurante y el minibar. Esto, con el objetivo de que un trabajador con problemas o temor para ir a su oficina, pueda alquilar por un día la habitación de hotel.