Personal de Salud de Oaxaca que ya estén vacunados contra la COVID-19 debe reincorporarse a sus labores

Después de 400 días de mantenerse en resguardo domiciliario por ser personas mayores de 60 años o tener alguna enfermedad -como diabetes o hipertensión- que pusiera en riesgo su vida si se contagian de SARS-CoV-2, a partir de este lunes personal de los Servicios de Salud de Oaxaca que ya haya recibido sus dos dosis de la farmacéutica Pfizer debe reincorporarse a sus labores.

El proceso de vacunación a personal de salud del país comenzó el pasado 24 de diciembre y en Oaxaca fue a partir del 13 de enero, con la llegada del primer cargamento de Pfizer el 12 de enero, pero a finales de marzo se estancó.

A inicios de diciembre pasado el Gobierno Federal presentó el plan de vacunación que arrancaba con el personal de salud de primera línea entre diciembre, enero y febrero. La siguiente etapa, de febrero a abril, incluiría al resto del personal de salud, incluyendo del sector privado, y personas mayores de 60 años, pero en Oaxaca no termina aún la vacunación.

En total suman 58 mil 611 dosis Pfizer aplicadas a personal sanitario en Oaxaca, 29 mil 692 primeras dosis y otras 28 mil 919 como segundas, faltando 773 de recibir su segunda dosis porque por algún motivo no acudieron en las fechas establecidas.

El secretario general de la Subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, Alberto Vásquez San Germán, calculó que alrededor de 350 trabajadores en resguardo se reincorporarán este lunes y son al menos 70 quienes faltan por recibir su dosis.

“Algunos compañeros que faltaron es porque estaban enfermos de alguna patología o son médicos residentes que siguen laborando porque no entran a área COVID-19”. En conjunto suman alrededor de 70 personas

“Fue una mala organización por parte de los directivos del sector, porque las vacunas llegaron en número suficiente para nuestros compañeros, se llamaron a vacunar a otras personas, como médicos externos, odontólogos", reprochó.

En espera de su vacuna

Servicios de Salud de Oaxaca calcula que existen al menos 2 mil 500 trabajadores que no han recibido ni la primera dosis, pero argumentan que la programación depende de la Secretaría de Bienestar la calendarización.

A esa cifra falta añadir mil 1785 médicos, enfermeras y personas de áreas de salud no institucionalizadas, así como el personal de otras instituciones que tienen pendiente la aplicación del biológico.

Alejandra “N” es una de ellas, aunque trabaja en el área administrativa de una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) considera que al no aplicarse de manera rigurosa el filtro, cualquier persona con síntomas no visibles puede contagiar de SARS-CoV-2.

“A los que vacunaron en su totalidad son a quienes están en hospital, así como el personal médico y de enfermería de las clínicas. A nosotros nos habían dicho que la fecha limite era el mes de abril”, pero junto con personal sanitario que trabaja en el sector privado, siguen esperando.

El IMSS limitó las licencias COVID-19 al color epidémico del semáforo y sólo en color naranja o rojo personal con complicaciones de salud se retiraba a resguardo, en tanto que el ISSSTE comenzó a reincorporar a la totalidad de sus trabajadores desde abril, sólo los Servicios de Salud de Oaxaca han demorado para hacerlo.