Cuestiona Alan Luis Diego la tiranía de Dios en su libro en formato electrónico

Cuestionar por qué es mal vista la seducción, la lujuria y la sabiduría ha sido, desde su infancia, una de las inquietudes que llevaron al autor oaxaqueño Alan A. Luis Diego a volcar esas reflexiones en su primer libro "El Dios tirano". El texto cuestiona los paradigmas de la religión, que lejos de ayudar a la evolución del pensamiento, circunscriben lo diferente al terreno de lo malo. 

En entrevista, el licenciado en Ciencias de la Comunicación y maestro en Estudios Históricos, compartió cómo nació este libro. “Soy católico y de chico, cuando iba al catecismo, me daba cuenta de que la lectura de la Biblia siempre se hacía desde una interpretación plana, sobre la línea del castigo, en la que el bueno siempre era bueno porque era su papel y el malo iba a ser malo siempre, sin preguntarse por qué”.

Al aterrizar estos preceptos sobre los que muchas sociedades son educadas bajo el rigor de un Dios castigador, el autor comenzó a cuestionarse por qué los villanos son como son. Eso lo llevó a la exploración de por qué la gente es como es, algunos considerados los buenos y otros los malos, y comenzó a analizar a los personajes bíblicos: a un Dios que sólo castiga y el demonio, que es malo. 

“Siempre he sido subversivo, el texto no, es más de la contraparte de decir quién es Lucifer. Explorar personajes villanos dentro de la Biblia; aclaro que no es una crítica sobre la Biblia, es mi lado de ver a estos personajes que no tienen por qué ser malos. Cuestionar por qué muchos consideran por qué Dios es el que prohíbe. Incluso hay pasajes en los que involucro al sexo, el erotismo y la homosexualidad, que también tiene una carga negativa”. 

Texto atemporal

Alan A. Luis Diego aseguró que nadie nace homofóbico: “la gente se vuelve así porque alguien les introduce esa información de que es malo ver a dos hombres o dos mujeres besándose”. Esto lo relaciona con la interpretación que se ha hecho del conjunto de libros canónicos que reúne la Biblia. 

“Mi libro parte cómo comienza todo: es un camino de siete días de la concepción del mundo, desde que Dios crea al hombre hasta cuando lo expulsa del edén. Y cuestiona quién lo acoge y si expulsó también a Lucifer, este dónde cayó; si ambos fueron expulsados del paraíso, planteo que entonces hubo interacción entre el hombre y el ángel, que hubo un amor carnal”. 

Los cuestionamientos que hace Alan A. Luis Diego sobre el génesis los trae a la actualidad y plantea la figura de este Dios tirano, porque ¿quién se atreve a expulsar a su creación más grande? ¿Quién los deja a la deriva por una manzana? ¿Por qué abandonó a su creación más perfecta y divina? ¿Por qué por comer una manzana de la sabiduría,  le negó el conocimiento?

“Estaciono estos cuestionamientos en lo social. No sólo es un texto para católicos, ni es contra ellos, ni contra la religión. Es un texto visto desde el plano social, llevando a personajes que todos conocemos y de los que hemos oído hablar, como Adán, Eva y Lucifer. Es un texto atemporal, está escrito durante la creación del cielo, las estrellas, del universo, los primeros placeres, las primeras ganas, las primeras emociones y las primeras apreciaciones visuales. Cada quien lo interpreta a su gusto”. 

Aunque el autor terminó su libro hace tres años, lo acaba de relanzar y está buscando alguna editorial para publicarlo en formato físico. Algunos lectores han bautizado a su libro dentro del género de religión de ciencia ficción. 

Lleno de metáforas y fábulas, "El Dios tirano" es un asomo para descubrir qué hay detrás de todos como sociedad. “Si todos tenemos un lado bueno y un lado malo, resulta una invitación a la introspección de vivir con nuestros propios ángeles y demonios y conocernos”. 

Una probadita

Creo que hasta ahora nadie puede contestar, o se ha atrevido a divulgar algo diferente o similar a: «Dios envió a su hijo a padecer para rectificar el camino del hombre».

Todos tienen figuras de bien y de mal que compiten para equilibrar al universo. Sin embargo, para los creyentes de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, el mal es un oponente que está al acecho de los pecadores solamente para castigar.

Así, retomando algunas figuras emblemáticas de las doctrinas religiosas más importantes, planteo una historia en donde Dios no es diferente a las autoridades, a las jerarquías actuales; en donde el hijo sueña por ser como su padre y celoso destruye todo lo cree, puede opacarlo ante su mirada.

Expongo la parte sexual de algunos de los personajes principales, como Adán y Lilit, la primera mujer del paraíso antes que Eva.

En nuestras enseñanzas también ha figurado por encima de la mujer, el protagonismo del hombre; entonces no es extraño pensar en las prácticas homosexuales de los ángeles. ¿Quién nos ha dicho que el placer es malo y la castidad buena?

“El Dios tirano (o la visión poco ortodoxa del catolicismo)” no es un texto maldito, sino una introspección hacia los pensamientos que reprimimos por miedo a ser juzgados.

Conózcalo

Alan A. Luis Diego nació en Oaxaca, estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación y la maestría en Estudios Históricos. Se ha formado en talleres de Filosofía y Arte Vampírica, Narrativa de Terror Sobrenatural, Literatura Erótica y Literatura Fantástica de de Horror. 

Su primer libro "El Dios tirano" está disponible y también podrás escuchar su podcast titulado Cofre de leyendas de la OEM. 

Sus géneros preferidos son el terror, el erotismo y la ciencia ficción. Entre sus escritores preferidos destacan: Shakespeare, Oscar Wilde, Marqués de Sade, Lovecraft y Edgar Allan Poe.