Inicia campaña para una alimentación saludable en escuelas y terminar con la comida chatarra

Con la develación de un mural en la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas, localizada en Lomas de San Jacinto, organizaciones de la sociedad civil iniciaron la Campaña “Por el derecho a una alimentación sana y nutritiva de niñas, niños y adolescentes”, para una alimentación saludable en entornos escolares y terminar con la comida chatarra. 

La coordinadora del Centro Calpulli, Noelia Abigail Paz Hernández informó que esta iniciativa también conocida como “Oaxaca sin chatarra”, surgió por la entrada en vigor de la reforma al artículo 20 Bis de la Ley de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Oaxaca, el 4 de septiembre del 2020, para prohibir la distribución, la venta, el regalo o el suministro a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos envasados con alto contenido calórico. 

“Por esta reforma, varias organizaciones nos aliamos para concientizar a la población sobre los cambios de hábitos alimenticios para incluir en la dieta diaria, frutas, verduras y comida tradicional del estado, para beneficio de la salud de toda la población”, asentó.

Por otra parte, la directora de Consorcio Oaxaca, Yésica Sánchez Maya subrayó que esta iniciativa se necesita ampliar a fin de ir generando una nueva conciencia y dinámica para una alimentación sana, en especial en las escuelas donde los niños pasan mayor tiempo.

Por eso, llamó a la Sección 22 del SNTE a sumarse a esta iniciativa impulsada por organizaciones de la sociedad civil y con esto, colaborar en crear una nueva cultura de la alimentación.

Además, convocó a los propietarios de comercios, conocidas como tienditas, y a toda la sociedad a tomar conciencia sobre el derecho humano irrenunciable de la niñez a una alimentación sana y nutritiva.

A su vez, el director de la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas, Ruy Morales Martínez dijo que la campaña “Oaxaca sin chatarra” no solamente beneficiará a los estudiantes, sino también impulsará a los adultos a organizarse y educar mejor, así como obligará a las empresas a dejar en paz a los niños, por su publicidad engañosa sobre comida causante de enfermedades. 

La campaña “Por el derecho a una alimentación sana y nutritiva” es impulsada por el Espacio Civil de Oaxaca, el Centro de Apoyo para la Educación y Creatividad Calpulli, la Red por los Derechos de la Infancia en México, el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Espiral por la Vida, el Poder del Consumidor, la Alianza por la Salud Alimentaria, el Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño, San Juan Quiahije, Mano Vuelta, Piña Palmera y Puente a la Salud Comunitaria.