EU veta el camarón mexicano por no cumplir con estándares para la protección de tortugas marinas en la pesca

Su exportación esta en riesgo

El Gobierno de Estados Unidos implementó a partir de hoy el veto a la importación de camarón mexicano capturado en altamar al no poder certificar en diversas visitas que su pesca cumplía con los estándares estadounidenses para la protección de tortugas marinas.
 
Publicado hoy en el Registro Federal de EU, la suspensión de la certificación al camarón mexicano de altamar pone en riesgo exportaciones del crustáceo a EU que según la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) sumaron 30 mil toneladas en 2020 con valor de 300 millones de dólares.
 
"La suspensión estará vigente hasta que México muestre que su programa de protección de tortugas marinas en la pesca de arrastre de camarón es de nuevo comparable al de EU mediante dispositivos excluidores de tortugas (DET)", dijo a Grupo REFORMA un funcionario del Departamento de Estado.
 
Si bien el Gobierno mexicano ha dicho confiar que tanto autoridades como exportadores lograrán volver a obtener la certificación estadounidense antes de que concluya la temporada de veda en septiembre, el veto al camarón mexicano llega en un momento de tensiones comerciales.
 
"Cuando el Gobierno de México esté listo para ser considerado para la certificación, debe notificar al Gobierno de los Estados Unidos a través de canales diplomáticos", añadió el funcionario que solicitó el anonimato al ser cuestionado sobre las razones de la determinación estadounidense.
 
Según datos del Departamento de Agricultura de EU, México es el sexto exportador de camarón a ese país; según cálculos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, la mayor parte de las exportaciones de camarón a EU son del crustáceo capturado en altamar.
 
El veto a la importación de camarón no afecta por definición al camarón producido en granjas de acuicultura y llega luego de que inspectores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EU (NOAA, en inglés) visitaran el país en cuatro ocasiones entre 2019 y 2021.
 
Por último, en sus inspecciones, los funcionarios de la NOAA y el Departamento de Estado de EU visitaron puertos en Sinaloa, Oaxaca, Sonora, Tamaulipas, Campeche y Quintana Roo para conocer si las embarcaciones mexicanas cumplían con la instalación correcta de DETs para proteger a los quelonios.