Crisis económica por COVID-19 afecta a los artesanos de alebrijes en San Martín Tilcajete, Oaxaca

Caen sus ventas

Artesanos que elaboran alebrijes en la localidad de San Martín Tilcajete, en el estado de Oaxaca, denuncian el desplome de sus ventas debido a la crisis económica originada por la pandemia de COVID 19.

Cándido Pérez, artesano de alebrijes, refirió con desesperación:

"No hemos tenido nada de ventas, incluso hubo un filtro y no podía entrar el turismo, estaba cerrado el pueblo”.
Asimismo, afirma que debido a la falta de turistas por la pandemia, tuvieron que buscar otro trabajo: "Nos dedicamos a otra cosa, albañilería, carpintería otra cosa que pudiera darnos de comer al campo”.

En este caso expuso que 15 personas dependen económicamente del taller “Raíces de mi pueblo” ubicado en San Martín Tilcajete y expuso que: "Contamos con el taller que quedó estancado. Nos fuimos a trabajar a otros lugares; esto quedó prácticamente muerto”.

"Yo siento que es una desesperación ver que esto quedó estancado, quedó parado; no se vende, no hay turismo y nosotros necesitamos vender, pues más que nada para vivir”, concluyó el artesano.

Algunos datos

Aunque no se sabe con exactitud el significado de la palabra "Alebrije" , se asocia a una visión onírica en la que es posible ver animales fantásticos que sólo existen cuando se les da vida, ya sea en madera o como se hacía muy al principio de esto, con papel maché. 

Actualmente, un alebrije va más allá de ser una pieza de madera tallada y pintada a detalle, es un regalo para toda la vida y que contiene alto valor tanto sentimental como monetario y estético, pues cada figura es única y llega a albergar un gran significado para quien lo regala y para quien lo recibe. Actualmente,  las coloridas piezas son reconocidas en distintos países.

Es que si bien estas piezas son auténticas obras de arte que se distinguen porque ninguna es igual que otra, no están exentas de ser víctimas de la piratería. En este sentido, cabe señalar que los artesanos refieren que circulan copias que emplean materiales de menor calidad a los que ellos usan. 

Es importante destacar que las piezas oaxaqueñas están elaboradas con madera de copal, siendo que las copias emplean procesos "incompletos" o más cortos que reducen la calidad del producto.

Estas obras han llegado a comercializarse y exponerse en países como Ecuador, Brasil y Estados Unidos, destacando por la viveza de sus colores y sus formas únicas e inigualables.