Policías de EU matan a latinoamericano de la misma forma que George Floyd

AFPAFP

Señalan en EU que Mario González murió como el afroamericano George Floyd.

LOS ANGELES, EU.- La familia de un hombre hispano desarmado de 26 años que murió la semana pasada en la zona de la Bahía de San Francisco, después de que los oficiales intentaron inmovilizarlo durante un arresto, denunció que Mario González fue asesinado de la misma forma que el afroamericano George Floyd, en mayo pasado.

La Policía de Alameda informó que los hechos ocurrieron alrededor de las 10:40 horas locales del 19 de abril, cuando los agentes respondieron a una denuncia de que González, bajo la influencia del alcohol, estaba involucrado en un posible robo. 

Señaló que, después de que los oficiales llegaron al lugar y se pusieron en contacto con él, se produjo un altercado al intentar arrestarlo.

Imágenes de la cámara corporal de uno de los tres oficiales implicados, publicadas el martes, muestran cómo tiran al hombre al suelo, boca abajo, y lo inmovilizan empujándolo con las rodillas y los codos en la espalda durante unos cinco minutos, antes de que perdiera el conocimiento.

Enseguida se escucha a un agente decir a otro que "no ponga peso" en el pecho de González, mientras que los servicios de emergencia proceden con un intento de reanimación cardiopulmonar. Posteriormente, se confirmó su muerte en el hospital.

La Policía dijo en un inicio que González sufrió una emergencia médica durante el altercado con los agentes, pero, tras ver el video, su hermano, Jerry González, refutó los hechos.

"La emergencia médica de la que hablan fue provocada por los tres agentes sobre su espalda", señaló.

"Tenían su peso sobre su cabeza y su espalda".

Jerry agregó que el video muestra que Mario cumplió con los oficiales y respondió a todas sus preguntas.

"Todo lo que vimos en ese video fue innecesario y poco profesional", acusó el martes durante una conferencia de prensa.

"La Policía mató a mi hermano de la misma manera que mataron a George Floyd".

Los hechos ocurrieron el mismo día que un jurado en Minneapolis inició sus deliberaciones sobre el caso de Floyd, un hombre negro que murió a manos de un Policía blanco.