Arzobispo de Oaxaca convoca a las personas de 50 a 59 años a inscribirse al padrón de vacunación

El mitrado afirmó que quienes se inconforman y se manifiestan deberían utilizar otros medios para presentar sus quejas.

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, llamó a los católicos para orar a Dios y que disminuyan los bloqueos en carreteras y en las calles de las ciudades.

“Eso mortifica mucho a todo el pueblo, todos salimos perjudicados”, asentó el prelado.

El mitrado afirmó que quienes se inconforman y se manifiestan deberían utilizar otros medios para presentar sus quejas y reclamos, más no recurrir a los bloqueos de las vías de comunicación.

Aunque, expuso que algunos justifican este proceder ante la falta de atención de las autoridades.

“A veces, dicen que no les hacen caso, que solamente así les hacen caso. Si es verdad o no, no lo sé”, agregó.

Sin embargo, Vázquez Villalobos reiteró que quienes deseen expresar alguna inconformidad deben encontrar otros medios para manifestarse.

“Son libres de manifestarse, pero ojalá encuentren otros medios para pedir apoyos, esto y aquello”, recalcó.

Además, pidió a los creyentes orar también para que termine la violencia en municipios de la Sierra Sur.

“Que ya no haya más fricciones y más levantamientos en nuestros pueblos”, reclamó.

De la misma manera, el pastor religioso convocó a las personas adultas de 50 a 59 años de edad a registrarse en la plataforma digital de la Secretaría de Salud, para recibir la vacunación en contra del coronavirus.

“Apúrenle para que se vacunen, ojalá todos quieran vacunarse, pero son totalmente libres. Así como fuimos los adultos de 60 y más, así los de 50 a 59 son libres de ir o no”, anotó.

Vázquez Villalobos, dijo que la vacuna es la manera más segura de generar protección en quienes la reciben y una herramienta importante para ayudar a frenar la pandemia del coronavirus.

“Yo creo que sí ha de servir, porque aquí ando todavía. No duele mucho, es sólo un dolorcito en el brazo por la inyección, pero no duele en el cuerpo”, terminó.