Transporte público baja la guardia ante el COVID-19 en Tuxtla Gutiérrez

René AraujoRené Araujo

A más de un año que inició la pandemia por el COVID-19, existen muchos sectores que han empezado a bajar la guardia antes las recomendaciones de salud para evitar contagios masivos, uno de ellos es el transporte público, quienes han dejado de respetar la sana distancia y el uso obligatorio del cubrebocas.

Usuarios refieren que es una irresponsabilidad dejar abordar a los pasajeros sin el cubrebocas y peor aún, que son ellos mismos quienes no lo portan, por ello el llamado a los operadores de este servicio básico en la ciudad y quienes mueven a la población capitalina a ser más  responsables para evitar contagios.

De igual manera piden a las autoridades de salud y del transporte público a que se retomen los operativos para vigilar y exhortar al transporte público a continuar con las medidas preventivas ya que no sólo protegen la salud de los pasajeros sino también la de los operadores y de sus familias.

El llamado de atención debería ser también para los concesionarios quienes han sido negligentes al contratar a empleados que no tienen el mínimo sentido de responsabilidad.

En lo que va de la pandemia el transporte público ha sido uno de los sectores más señalados, no sólo por no respetar las medidas sanitarias sino también por los accidentes que ha provocado al querer ganar más pasajes, además que vulnera el derecho de los peatones.

Hasta esta fecha los operadores así como los dueños de las rutas han bajado la guardia en el tema de prevención y se deja ver puesto que continúan llevando pasaje parado, no exigen cubrebocas y tampoco se respeta la sana distancia.