Preocupación en la región Istmeña por próximas celebraciones

Salina Cruz "araña" las 200 defunciones por COVID-19.

SALINA CRUZ, Oaxaca.- La vuelta al semáforo epidemiológico amarillo no causó sorpresa entre la población del puerto oaxaqueño, toda vez que -tras el aforo generado en Semana Santa- los lugareños esperaban ya un tercer "vendaval" de contagios y defunciones en éste que sigue siendo el municipio istmeño más afectado por la pandemia, con mil 154 casos acumulados y 177 fallecimientos por COVID-19 en un año. 

A pesar de que la semana pasada se vivió una gran respuesta por parte de adultos mayores que acudieron masivamente a vacunarse aquí y en todos los municipios istmeños, la ola de contagios del SARS-CoV-2 va en aumento en Salina Cruz y en Juchitán, principalmente. 

"Nada más estuvimos en semáforo verde y comenzaron las celebraciones patronales, de todo tipo: bodas, cumpleaños, etcétera. Este sábado, por ejemplo, fue de bautizos en mi centro de trabajo (escuela privada) y en algunas iglesias, por lo que con todo y que se limpia y sanitiza y se da gel y cubrebocas a la gente, hay ese riesgo de contagio de COVID-19", expuso María M. Zavaleta.

En ese sentido, recordó que están próximas las celebraciones por el Día del Niño, el Día de las Madres, Fiesta Pueblo y Día del Maestro y es preocupante que se generen aglomeraciones. "Porque en el Istmo la gente está muy lejos de respetar las medidas sanitarias, ya lo vimos en diciembre pasado, en Semana Santa, todavía no se ha vacunado contra el coronavirus más que a una pequeña parte de la población, así los contagios continuarán", dijo la mujer.

Por su parte, Rubén, vecino de esta localidad, comentó que de acuerdo a como lo han informado los médicos y funcionarios de salud, un relajamiento de las medidas sanitarias para inhibir el contagio de esta pandemia en Semana Santa, permitió que por estos días los casos estén a la alza en la región del Istmo.

"Ahí están las consecuencias, estamos volviendo al semáforo amarillo y si esto sigue pasaremos al naranja; quién sabe cuando haya elecciones cómo nos va a ir, con todo lo que viene de fiestas para la región del Istmo y para el puerto, es cada vez mas preocupante esta situación; ya fui vacunado, pero me preocupa pensar en que hay personas que no lo están", ponderó.