Misión cumplida: concluye vacunación de abuelitos este viernes en el municipio de Juchitán, Oaxaca

Con menos aforo que durante los dos primeros días, este viernes concluyó la Jornada de vacunación contra COVID.

JUCHITÁN, Oaxaca.- Sin incidentes graves concluyó este viernes el último día de la jornada Nacional de Vacunación contra la COVID-19 de los adultos mayores de 60 años del municipio juchiteco y el resto de las comunidades istmeñas.

Con mucha menor afluencia de adultos mayores, y sin incidentes por lamentar, ayer se cerró la jornada de vacunación en los cinco módulos de vacunación que fueron instalados para este propósito, sin que se conociera el destino de las dosis restantes a falta de adultos mayores.

Fue en el módulo del Tecnológico del Istmo donde se registraron durante los tres días, las más intensas jornadas que culminaban por la noche; sin embargo, para el personal de Salud, esto no representó gran problema, pues lo principal fue la satisfacción de coadyuvar en dar una esperanza de vida a este sector de la población.

En la jornada del pasado jueves, al menos tres módulos reportaron alrededor de las dos de la tarde, que las vacunas se habían terminado; sin embargo, después de algunos minutos fueron reabastecidos y pudieron continuar el proceso.

El personal de apoyo manifestó la emoción de los adultos al llegar, pero también el miedo de alguna reacción; sin embargo, éste fue superado por sus ganas de vivir. “Tuvimos muchos pacientes, tuvimos lleno, me llena de satisfacción y orgullo ver tantos hijos preocupados por sus papás, porque se vacunaran, haciendo fila por ellos, ver eso es gratificante”.

Vacunas a domicilio

La Secretaría del Bienestar y los Servicios de salud de Oaxaca (SSO), implementaron también el operativo de vacunación domiciliaria a adultos mayores de 60 años, con alguna discapacidad física severa o nula movilidad.

Con un vehículo y una ambulancia proporcionados por la autoridad municipal, y con el acompañamiento de la Secretaría de la Defensa Nacional y Guardia Nacional, el personal médico visitó a los discapacitados, luego de recabar los datos del beneficiario en el módulo de vacunación más cercano.

Ligera esperanza

De manera extraoficial y de acuerdo con información de un integrante del personal de apoyo que coordinó el Centro Integrador de los Programas del Bienestar, las vacunas sobrantes serían aplicadas al personal de Salud que se encuentra en paro de labores desde hace más de dos meses, por no estar vacunados contra el COVID-19.