Sistema Integral de Justicia para Adolescentes privilegia derechos humanos de menores

La familia es la base de la sociedad y su función determinante para evitar niños, niñas y adolescentes que caigan en conductas delictivas.

La familia es la base de la sociedad y su función determinante para evitar niños, niñas y adolescentes que caigan en conductas delictivas El Sistema Integral de Justicia para Adolescentes propone una forma diferente de procesar, sentenciar y ejecutar las medidas sancionadoras, las que se basan en principios y garantías con apego al Interés Superior de la Niñez, y además de ser socioeducativas tiene como objetivo la reintegración social y familiar de este sector de población, así como el pleno desarrollo de su persona y capacidades.

Al señalar lo anterior, el juez del Juzgado Especializado en Justicia para Adolescentes, del Poder Judicial del Estado, Hugo Villegas Aquino, señaló que en casos penales que involucran a menores de edad, la privación de la libertad se utiliza sólo como último recurso y por el menor tiempo posible, con el propósito de restringir los efectos contraproducentes y la estigmatización.

En entrevista, puntualizó que la falta de atención por parte de la familia marca a un adolescente y puede ocasionar al no tener quien los guíe u oriente se involucren en actos fuera de la ley.

“La familia es la base de la sociedad y su función determinante para evitar niños, niñas y adolescentes caigan en conductas delictivas”.

Destacó que el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, establece que en las sanciones no solamente se involucre al propio adolescente, sino también la familia para efectos de lograr una cohesión y entienda que lo que cometió fue un error y pueda reinsertarse a la sociedad.

“Ahora, se busca el reconocimiento de sus derechos y se le trata como personas, para conocer las necesidades que tienen y cuáles fueron los factores que lo llevaron a cometer esa conducta, con el propósito que tome un buen camino en su tránsito a la edad adulta”, explicó el juez Villegas Aquino.

Indicó que en el año 2005, se realizó la reforma más importante al artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, estableciendo por primera vez un sistema de justicia penal juvenil garantista de acuerdo con los derechos del niño, denominado Sistema Integral de Justicia para Adolescentes.

A consecuencia de dicha reforma, explicó, en el año 2007 Oaxaca se convirtió en la primera entidad del país que transformó el Sistema de Justicia para Adolescentes al implementar un modelo integral, acusatorio y oral, bajo el cual se continúa operando, aún en el periodo de pandemia, siguiendo los protocolos sanitarios decretados y utilizando las ventajas de la tecnología.